martes, 30 de noviembre de 2010

Gràcies

Ayer, por motivos que ignoro, 4 minutos antes de que saltaran los jugadores al campo, dijeron algo por megafonía, pusieron el himno, sacamos los papelotes del mosaico, y empezamos a cantar el himno. Pero a grito pelado, ojo, viejos, adolescentes y tribuneros, todos a una.
Y después del ‘Una bandera ens agermana’, cuando hay medio compás de espera, me di cuenta de que habían apagado la música, supongo que hacía ya varios segundos, y el campo seguía cantando enfervorizado.
Blau grana al vent’ cien mil pavos a capella, rollito Anfield y su puto ‘Never walk alone’ pero con buena música esta vez.
Barça, Barça, Baaaaaaaaaarça’.

Ya daba yo por zanjado este imprevisible, impredecible y bello evento cuando el desvencijado tribunero y el anciano borreguil y subnormaloide -asumiría un servidor que espoleado por las juventudes nacionales-, se arrancó con la segunda estrofa, circunstancia anomalísima en el Estadi.
Juuuuuu-ga-dors’ plas-plas-plas
A capella, repito, todo el santo estadio chillando como heroinómanas.
‘Barça, Barça, Baaaaaaaaaarça’.
Y casi me se saltan las lágrimas, coño, es que soy de azúcar cuando entramos en estos temas.

Yo no sé de quién fue la idea esa de quitar la megafonía una vez arrancado el himno o si se debió a imponderables técnicos pero fue ese un vector temporal de 3 minutos que me erizó hasta el vello de las patillas. ‘Joder la hostia’ me dije ‘esto se tiene que haber oído desde los vestuarios seguro’.
Y debió de haber acojonado lo suyo.

Dicho esto, ayer lo dimos todo como cuando teníamos 15 años. Saqué a relucir mi catálogo premium de insultos con algunas novedades (‘Así la heroinómana de tu madre te hubiera dejado tirado en la cuneta donde te parió’) para el trio de escoria portuguesa, y con algunos clásicos como los deseos de un achaque de ébola fulminante antes de navidades para Ramos y otros. Estuvimos todo el partido muy metidos, administrando con mucho tino la blasfemia y alternándola con graves descalificaciones e insultos brutales, y tirando del equipo en todo momento. El instante culminante y postalífico fue el de mi amigo y yo abrazados a un moraco que teníamos detrás como si hubiéramos sido hermanos separados durante 50 años por avatares equis.

Así da gusto vivir.
Pep y plantilla, gracias. De todo corazón, ojo: estáis haciendo mi puta vida mejor.
Gràcies.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Mas de lo mismo

Fui a votar dos veces. A la primera había demasiados demócratas interponiéndose en mi camino a la hucha, la hora de los mongolos, 12.15. A la segunda dropé mi voto, que tendría que valer mil veces más que el de muchos, a las 16.15.

Por la noche hablé con mi madre, que si fui a votar, le dije que sí. Le pregunté a quien había votado, me dijo que a CiU.
-Con lo flower power y rojilla que eres tienes que estar desesperada de cojones para votar a estos.
-Lo estoy, fill- dijo la buena mujer.

No entraré a analizar los resultados porqué los ignoro, más allá de los 4 escaños para Laporta, que asumo irán uno para Xavi, el hermano gorras devoracanapés, y los otros dos para dos furciacas de dilatadas vaginas y trayectorias políticas.

El dato escabroso e ilustrativo: Montilla saliendo a dar el discursito final leyendo del teleprompter. Ningun otro candidato lo hizo. Son estos discursos que provienen de la diplomacia y el corazón, y ni ahí llegó. Vete, imbécil, regresa a tu taxi Seat Toledo de 1998 del que nunca debiste haber salido.

Lo de las elecciones estuvo bien para un Domingo sin futbol -además como descontroller me gusta todo lo que sean gráficas con colores, porcentajes y tal- pero vayamos a lo importante que es el partido de esta noche: yo creo que ganamos. Y plim.

martes, 23 de noviembre de 2010

FÓRCEPS SOLUTIONS Co. Ltd Presents: VIOLENSIA DE GÉNERO: LA SOLUSIÓN!

Así pues, como ha quedado demostrado:
1. La violencia de género es unidireccional: si un tio cruje a una tia estamos hablando en efecto de violencia de género, pero si una tia ahostia a un tio algo le habra hecho.
2. La violencia de género parte de la base de que el tio agrede a la tía por ser mujer, no por nada en concreto.
3. La violencia de género asume que el agresor ha pegado a esa tía como podría haber pegado a cualquier otra. Los detalles son irrelevantes, no hay más razón para la chaqueta de palos que la tírria sexual.
4. La violencia de género concluye pues que lo malo no es agreder sino que lo malo es agreder a una mujer. Que dos tios se hostien es cojonudo.

Mi equipo de asesores y yo hemos pues dado con la solución ideal para el agresor doméstico: sacar el martillo, crujir a palos a la señora Y ACTO SEGUIDO bajar a la calle y hacer lo propio con un tio. Esto derribaría pues toda conducta presuntamente penal ya que el tío no habría pegado a la mujer por ser mujer sinó que estaríamos mirando a un tío que amartillea a la gente en general –como demuestra la existencia de la segunda víctima- y que, de forma accidental y circunstancial ha abatido a una mujer en su tránsito martíllico.

Habiendo en añadidura liquidado a un hombre –que potencialmente y con alta probabilidad hubiera terminado siendo un agresor sexual-, no existe conducta punible más allá de un par de noches en el cuartelillo.

jueves, 18 de noviembre de 2010

El milagro de la bida: Como De Cesaris

Creo que no erro cuando digo que llevar un bebé en el coche representa un cambio fundacional para todo heterosexual que se precie. Siendo así, el macho y neopadre detectará tres fases destacadas:
1-El tránsito de la clínica –donde acaban de parir- a casa, donde cada giro de 3 grados del volante o leve pisada de pedal se antojará crítica y capaz de desnucar al bicho. Andará el papito a 30 Km/h como máximo mientras la mujer le irá chillando warnings contradictorios desde el asiento trasero. La tensión se puede cortar con un cuchillo y el feliz desenlace es emotivo -si bien no suele desembocar en cópula.

2-El resto de su puta vida (*): En esta estéril fase, amén de llevar más cachivaches en el coche que un gitano que acaba de robar 300 metros de cables de cobre, el macho va progresivamente tensando la cuerda hasta que la jefa le llama la atención. Es un proceso de acoplamiento lento y confuso, basado en recuperar la trazada viril, el punto de frenada ambicioso, el amorramiento al rival capcioso, el adelantamiento vistoso, el amedrentamiento ocioso, y la pisada de gas jerárquica.

A cada gesto viril de piloto habrá una réplica, hostil, proveniente del asiento de atrás -donde la esposa vela por el bienestar del conejo. El range de afrentas irá desde el mítico ‘que ya no tienes 20 años’ al más recurrente ‘¿tú eres tonto o qué?’. Cualquier adelantamiento será percibido por la Santísima como una innecesaria, descerebrada e indianajonésica maniobra a pesar de la objetiva, palpable y traslúcida ausencia de peligro. Pero al cabo de tres follones, el piloto se callará la boca que es lo que siempre debió haber hecho.

Cualquier velocidad en exceso de 100 Km/h es epitetada como imprudente, todo giro es malvenido, y en definitiva que tal. Conforme más pondero pros y contras de la paternidad más claro me queda que la expectativa de rendimientos a la larga tiene que ser descomunal pues la inversión inicial, realmente, resulta difícil de justificar.
Veremos cómo evoluciona el tema.

(*): Hay padres anómalos que expanden la fase 1 varias semanas o meses por pura inseguridad o nefastitud cerebral.
(**): Os he vuelto a timar con el número de fases.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Patrimonio inmaterial

Hablar sobre mi catalanismo or lack thereof no sería del interés de nadie –que no soy Bañeres!-, pero para dar una capa inicial de barniz diría que siempre he sido filoindependentista y mi grado de radicalidad ha ido variando en el tiempo de manera cosénica. Siempre he creído que nos iría bastante mejor por separado –proporcionado que se pudiera solucionar el tema futbolístico y ser aceptados en la LFP y en UEFA- y que, almenos, no me morderían la mano mientras les doy de comer, que no es poco.

Siendo todo ello cierto, tras los últimos años de desgobierno, políticas eco-mongólicas de escaparate, demagogia, panfletismo y opio-para-el-pueblerismo, casi que tengo serias dudas sobre si creo que ‘los míos’ nos gobernarían mejor que ‘los otros’ o, en definitiva, que 27 monos sin adiestramiento alguno. Los políticos catalanes, todos, pero en especial –bien sea por estar más fresco en la memoria o por haber sido encabezado por personajes particularmente patéticos- los que nos han gobernado durante los últimos años, aquellos que jamás fueron elegidos pero que no obstante gobernaron abusando del sistema, no son los únicos responsables.

Y, de nuevo, termino en lo de que a los catalanes nos pierde:
a-la estética
b-el provincianismo.
Abrir hoy todos los noticiarios de la radio con la historia de que la UNESCO (ente fantasma que da de comer muy bien a burócratas puteros que no hacen absolutamente nada) ha proclamado los castells (y creo que también el flamenco) patrimonio inmaterial (ojo, que al parecer se divide entre material e inmaterial; menos mal, yo no sabría si el Taj-Mahal es físico o onírico) de la humanidad es triste. Demasiados paréntesises de nuevo, releed saltándooslos.

Decía que es triste. Es precisamente esa patética manera de reivindicar nuestras raíces culturales lo que me deprime, como cuando en NY hay una exposición de algún catalán y TV3 se desvive por explicar como esta expo ‘transporta i exporta Catalunya els EEUU’. O como cuando abre LV con que el NYT dedica dos páginas a Gaudí, o cuando la Sat1 alemana hace un documental sobre la guerra civil en Catalunya. Nos desvivimos por hablar de nosotros y demostrar lo buenos que somos y como nos pisaron los otros.

Ya está bien, hombre, de ir siempre con la cantinela racial. Durante 40 años nos dieron mucho y bien por culo pero ahora ya menos. No fundamentemos el debate en los signos, la estética y las costumbres catalanas y seamos un poco más pragmáticos. Que un ente de mierda proclame los castells patrimonio tal o cual es irrelevante. Que nos roben y nos escupan en la sopa mientras los gobernantes se preocupan de la contaminación acústica en los acuíferos del Segre, eso sí es obsceno.

Y hoy, por neutralidad electoral, no hablo de lo de los 80 Km/h. Y si alguien ve un post facha no lo ha entendido. Me cuesta imaginar un escrito más patriótico que este.

jueves, 11 de noviembre de 2010

El marabi tal

Iré al grano.

Todo el movimiento ese de la lactancia materna, toda la industria esa de las revistas para pre-mamás, de clases de pre-parto, de técnicas post-parto, de ensalzamiento de la obsesión enfermiza para la cría del bebé son el resultado de la existencia de un número –para mí- anormalmente alto de zorras vagas aburridas y carentes, no ya sólo de metas en la vida, sino de los más elementales y saludables hobbies.

Se trata de mulas que declinan volver a trabajar, que se pasan el día en casa cuidando del churumbo –que ya fuma-, que abusan de sus excedencias para quedarse en casa mirando la tele y tirándose pedos en el sofá. Una vez se entra en esta compleja dinámica de tener los magazines televisivos de mañana puestos desde primera hora y de ducharse a las 11 y pico, es muy fácil –sobre todo si la sujeta es retrasada como comúnmente es el caso- que la foca se vea atrapada por esos depredadores de la red que promulgan las ventajas de la leche materna –y la satanidad de la artificial-, que atormentan con el tema de las estrías y los pezones agrietados, y que te intentan hacer creer que tras el embarazo necesitas pastillas para la próstata.

Es normal: la vida hogareña –por vagancia pero con la excusa del bebé- es compleja, como demostró el tremendo ataque al que diversas pútridas zorras exhibicionistas que dan de mamar a sus bichos hasta en misa cometieron el otro día contra este sagrado blog.

Yo no digo que esté bien ni mal, e incluso hay diversas campañas de la Generalitat –recibí una carta el otro dia de Marina Geli quizá felicitándome por el churumbo- que atacan el tema de la maternidad; yo sólo digo que hay mucha mujer que entra en una dinámica equis, enloquece, y termina yendo por los blogs a insultar a un tío que ha dicho que la leche en polvo no es mortal.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Las mejores fotos del siglo (I): Kevin Carter

Un buitre espera paciente que una niña sudanesa, indefensa por el hambre, la malnutrición y el abandono caiga al suelo, derrotada, para extender sus alas y lanzarse sobre ella, su presa.
La foto ganó un Pulitzer en 1994.


martes, 9 de noviembre de 2010

¿Me estoy volviendo majara?

Es que de tanto tragar y tragar llega un punto en que no nos damos cuenta de las cosas.
Digamos que CLARAMENTE he ido a una carpeta con una intención clara, si no no voy a las carpetas. He ido ahí porqué quería ver la foto 0002.

Una vez llegados ahí, he clicado dos veces sobre la foto que quiero ver, la 0002, y me he encontrado con esto:


¿Me está preguntando si quiero abrir este archivo? ¿No ha quedado ya suficientemente claro cuando me he metido en esta carpeta y he clicado dos veces sobre la foto 0002? ¿No es zenitalmente evidente que sí, que SÍ QUIERO abrir la foto 0002? Si no quisiera abrir esta puta foto no me hubiera tomado la molestia de navegar equis carpetas hasta llegar a esta para abrir esta foto.

¿Qué problema tiene Microsoft y què demonios está ocurriendo en este planeta?

domingo, 7 de noviembre de 2010

Pepe Ratzinger y su puta bida

La verdad, bastante flipante lo del Papa y tal. En primer lugar, la iglesia les ha quedado CO-JO-NU-DA. La verdad es que muy bien, unos acabados y unas bóvedas del máximo interés. Ya quisieran Núñez y Navarro montarlos asín.

Como indivíduo satánico que pisa las iglesias sólo en bodas, bautizos, comuniones y sepelios, ya denuncié en su momento -no sabría encontrar ahora el post- que creo que la liturgia es en exceso cansina y coñazo. Hay que hacerlo más corto, con música más actual, visualmente algo más pirotécnico y en definitiva más jóven. Ver a esos ancianos disfrazados de super-héroe con esos sombreros de locos me resulta hilarante, y los cánticos son para descojonarse vivo.

Sobrecogedora instantánea del Sumo Pontífice estrechando la trémula y sudorosa mano del Sumo Mongolo.

La otra reflexión es la de Pepe Ratzinger y su puta bida. Los malpensados asumimos que se dedica a tocarse los huevos, practicar la pederastia ocasionalmente, dormir bien, comer mejor, viajar y tal. Pero ojo que a este pavo le habrán despertado hoy a las seis de la mañana, le habrán disfrazado de mona, metido en el carro y andando pá la iglesia esta -'¿dónde estamos hoy?''en España, Susan'- a calzarse un peazo misazo de cuatro horas. A su edad, ojo.
Y luego vete a comer con el Cardenal Camuñas y los otros 400 cléricos y pavos disfrazados, bendecirles a todos, y véte tu a saber qué más. Y eso después de la putada ayer en Santiago, y váyase usted a saber qué puta mierda de agenda tiene el pavo para mañana o el otro.

Yo no quiero defender a la iglesia ni al papa -digo Papa, con 'P'- pero ese tren de vida se las trae. No descartaría que el bueno de Pepe le diera a la coca para aligerar el agotamiento, postulo.
En definitiva, acojonante. Esperemos que almenos el pavo crea en Dios.

jueves, 4 de noviembre de 2010

YES I COULD! - Memorias de un ex-fumador en el otoño de sus Díaz

Me acerco a la línea de los 4 meses sin fumar, el momento en que según todos los expertos (mentira, ni un solo experto ha dicho eso, y además, ¿quién coño es experto en dejar de fumar? ¿el que lo ha dejado mil veces o el que sólo una? ¿o son psicólogos? ¿qué coño sabrán ellos de nada? para cada situación hay un psicólogo que añade tres problemas sin aportar jamás ninguna solución) la gente suele recaer. Está claro que el paréntesis era demasiado largo y que hemos –todos- perdido el hilo, por lo cual releeros la frase obviando el paréntesis.

El balance de momento no arroja luces:
1. Físicamente no he notado mejora alguna. Quizá la doy mejor con el hierro 6, hahaha, cabrones… No, sinceramente me canso igual, sudo igual, y no corro ni que me siga Nosferatu con un anal intruder set. Y cuando lo hago es de forma trabada y sin ningún sentido del desmarque. Físicamente reporto nulo efecto, pero claro, a mi edad tampoco puedo esperar un despegue sinó más bien un dilatado planeo en el mejor de los casos.

2. Mentalmente, un sinvivir. Tras 9 dias razonablemente pasables, me hundí del 10 al 20. Luego recuperé las ganas de bibíl durante un par de meses, pero desde el tercero que estoy sumido no ya en una depre de caballo sinó en algo bastante peor. Sin tabaco la vida da asco, y sólo doy gracias a Dios por haberme hecho empezar a fumar ese glorioso atardecer cuando tenía 14 años. Cuando veo a todos esos no-fumadores por la calle se me rompel corasón. Pero así las cosas, ahora soy uno de ellos. No me queda más que proveer para mi descendencia y terminar pronto con todo esto.

3. Financieramente: ahorros de unos €125 al mes, offseteados diametralmente por los gastos de loquero, fármacos, y malos rollos en casa. En el coche corro más por mi mala leche ->más consumo, y como estoy tan hundida me pulo la pasta en eBay en burradas. O sea, ni por esas.

O sea que tal. Mala decisión, muy mala decisión, pero estoy tan apollardado que ni me atrevo a dejar de dejar de fumar. Pondero todos los desenlaces funestos como plausibles -cuando no directamente deseables.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

El milagro de la bida: I dream in infrared

Hola chochitos!

Decía que el padre, el buen padre, permanece con carácter de perennidad cabezametido por los mil avatares que la vida pudiere tener a bien deparar para con sus vástagos, ya fuere en materia de salud o, peor aún, de enfermedad.

En las últimas 5 noches –tras follar profusamente- hasta en 3 ocasiones he tenido sueños de ilimitado macabrismo, rozando la macabridad incluso. En dos de ellos, el bebé era secuestrado de su cuna -de la manera menos explicable- por dos encapuchados mientras yo estaba mirando la tele o echando una cabezadita, y en la tercera pesadilla tanto el bebé como yo moríamos electrocutados mientras yo accidentalmente pisaba un cable mientras le estaba dando el bibe. Rón.

Y se levanta uno realmente trasbalsado, coño, que seguro que está en el top 10 de la lista de contratiempos que te secuestren un bebé o electrocutarlo. Top 10 segurísimo, vamos.

Pero no nos quedemos en la escorza del asunto: ¿qué quiere mi atribulada mente decirme con esto? Pues está claro, que me preocupa el bienestar de la criatura y que soy un buen padre. Dálo por hecho, mente, pero intenta no tocarme los cojones con esas mierdas, gracias.

Otro de los saltos cualitativos que se experimentan con la paternidaz: se pasa de soñar en orgías con varias vírgenes suecas a soñar que te levantan el bebé.