miércoles, 29 de junio de 2011

I'm not there

¿Los hombres tenemos hormonas? Ni idea, siempre se habla de las de las mujeres, no sé si nosotros tal. Bueno, pues si tenemos, las mías deben empezar a estar esvalotadas con esto de la paternidad, porqué me están empezando a suceder cosas raras. El otro día estaba mirando una película que se llama ‘Everybody’s fine’ donde Robert de Niro enviuda y emprende un viaje alrededor de EEUU para re-encontrarse con sus hijos a quienes no hacía ni puto caso ya que era su difunta esposa –antes de morir, aclaro- quien mantenía el contacto con ellos. Va De Niro por Arkansas y Alabama re-encontrándose con ellos, luego me dormí un rato, y creo que todos ellos le dieron bastante por culo, si bien al final creo que se re-encontraron y tal. En definitiva que terminó la peli y ya me dejó tocado, así rarito y tal, sintiéndome culpable ya por no dedicar al bebé el tiempo que debería. Absurdo.

Y luego hoy iba con el coche por ahí quemando goma y en el shuffle de mis 16 Gb de metal del bueno aparece ‘Bridge’ de Queensryche, cuya letra va tal que asín:

You called me up
On the phone today
Struggling with
The right words to say

Time can change
A thing or two
Time has changed the lives
Of me and you, but you know...

It could have been different, Dad

The word brings back
A sweet memory
I'm sitting on a bluff
On a broken tree

By my side
A distinguished man
Giving me encouragement
Telling me I can
And you know...
You're not there

You say
Son, let's forget the past
I want another chance
Gonna make it last

You're begging me
For a brand new start
Trying to mend a bridge
That's been blown apart,
But you know...

You never built it, Dad

And so I sit here through the night
And I write myself to sleep
And time keeps ticking...

(Solo)

Time has made you
Finally realize
Your loneliness
And your guilt inside

You're reaching for something
You never had
Turning around
Now you're looking back
And you know...

I'm not there

…y se me han humedecido los ojos. ¿Realmente seré tan mal padre como tengo previsto ser?
No albergo la menor duda, y eso me entristece.
Debe ser algo hormonal o prostático.

martes, 28 de junio de 2011

Mi país es tan pequeño que casi ni vemos la Luna

Hace ya casi dos meses que me pregunto si un temita que me se vino a la cabeza merecía un post.
La respuesta es clara, pero nevertheless pondré mi preocupación sobre la mesa, y usaré este –espléndido- blog como plataforma de denuncia una vez más.
Mi queja responde a una incongruencia flagrante que al parecer nadie ha detectado o, peor aún, osado denunciar.

Se refiere al pasaje de la rueda de prensa de Pep Guardiola en Terruñ el día antes de las segunda pierna de semis –que ganaríamos con ulterioridad- en que dijo que (y traduzco directamente del vernáculo) “Mi país es tan pequeño que desde un campanario se ve el campanario del pueblo vecino”. O algo parecido.

Bajo mi humilde criterio, esta alegoría parabólica no exenta de veracidad –in selected scenarios- habla de una país con elevada densidad de poblaciones –que no de población-, pero en ningún caso del tamaño en superficie del país. Que un pueblo esté a tocar del otro no implica que el país sea grande o pequeño, simplemente que hay una anómala densidad de núcleos urbanos o rurales (amén de una buena visibilidad).

Si trazamos además una linearidad entre la existencia de campanarios y la religión, podremos por añadidura concluir que se trata de un pais con apego a la religión (bien actualmente, bien otrora).

Alguien tenía que decirlo.

miércoles, 22 de junio de 2011

Bajo el arreglo mutuo del secretismo

Sea por lo que fuere la gente tiene tendencia a hacerme confidencias. No sé si tengo una faz parda y una mirada turbia que trasmiten confianza/autismo o si están desesperados. Tampoco tendré la soberbia de asumir que todas las confidencias que existen en mi entorno se me hacen a mí, pues las que se hacen a los demás teóricamente no debieren de transpirar a la luz pública jamás luego yo nunca debería saber que existieron. En cualquier caso, al cabo del año se me harán de media 4 o 6 confesiones, todas ellas de modesto calado (que si estamos embarazados, que si Lucy ha tenido un aborto, que si estoy de baja por depresión, que si me veo con tal), lo de siempre.

Obviamente estas confidencias se hacen indefectiblemente bajo el arreglo mutuo del secretismo TOTAL y absoluto. ‘Si dices algo te mato’. OK, puedo vivir con ello con facilidad (por no decir que a menudo las olvido completamente) y aun es hora que meta la pata por primera vez. Soy más fiable que un hámster, nunca largo nada y la gente lo sabe, vive Kissinger.

Lo que querría pedir hoy –amén de moderación salarial- es un poco de sentido común a los confidentes, quienes a menudo no contentos con utilizarme como psicólogo de guardia, cuando deciden salir del armario lo hacen con la coletilla de ‘…esto solo lo sabía Fórceps’. Si no sé nada no sé nada, y si luego el confidente confiesa que yo sí lo sabía, lo que hace es dejarme en mal lugar pues, a lo largo de las semanas y meses, cuando otros me preguntaban, yo mentía. Por ellos, por honrar su secreto y mi compromiso con él. Y cuando deciden cantar me desenmascaran en una maniobra estúpida pues hay daños a alguien sin que exista beneficio alguno para alguien otro.

El que se vea en la necesidad de confesarme algo que tenga la bondad de interiorizar que si me dice que yo no sé nada, tenemos que ir con esa asunción hasta el final; que ellos decidan cantar no implica explicar ese tan innecesario como comprometido elemento.

jueves, 16 de junio de 2011

El efecto burmarflax

Anteayer fui al supermercado como de vez en cuando. Mi lista tenía dos items, pasta de dientes y cerveza. Siempre hago acopio de 20 o 30 cervezas que me duran un par de meses y tal. Casi siempre Estrella Damm pues me da un ratio calidad-precio aceptable. No tengo mucho paladar para la cerveza pero esta me gusta un poco más que la Sanmi y paso de meterme en mierdas belgas que la gente recomienda -me da igual todo ya.

Pero no esta vez. Ya tenía el primer pack de 12 entre las manos cuando me vinieron a la cabeza las horripilantes imágenes de Formentera y el pijo con las dos zorras y con la putrefacta cancioncilla de fondo. Raudo dejé caer la Estrella y cogí un pack de 28 de Mahou -por coger algo.

YA ESTÁ BIEN de irse quejando sin hacer nada. Las taladrantes campañitas veraniegas de Damm ya les han costado 15 de mis Euros, y estoy determinado a seguir así hasta que se discontinue esta afrenta televisiva. Me parece un gesto de indignación maduro, cabal, y que impacta dónde más duele.

Creo que es deber de todos hacer lo mismo.

miércoles, 15 de junio de 2011

De recortes, intereses, cojones y avales

Sin entrar en la letra pequeña, si un club presenta pérdidas a final de mandato, sus directivos deben responder por ellas con su propio patrimonio. A tal fin, depositan unos avales que serán ejecutados caso que tal. Mientras esto parece enamorado del sentido común, tiene trampa y pudiere a la media resultar contraproducente en tanto en cuanto los medios derriban el fin, que no es otro que las glorias deportivas.
Veamos:

1. El déficit existe cuando los gastos son superiores a los ingresos.
2. Para continuar con las operaciones sin disolver y liquidar el ente esta diferencia debe limarse vía endeudamiento.
3. El endeudamiento no es malo siempre y cuando la previsión futura de ingresos permita amortizarlo rapidito y tirar adelante por medios propios en lo venidero.

El déficit a la larga no es sostenible –no creo que haga falta explicar la exponencialidad de las cargas financieras nuevamente. Ni en el Barça ni en el Ayuntamiento de Gratallops ni en nuestra propia economía familiar (asumiremos que no hay queridas de por medio además). Por lo tanto, y tras convenir que ingresos no pueden superar a gastos más que de manera friccional y coyuntural, tenemos que igualarlos. En el FCB al parecer, tras sesudos análisis, deben haber concluido que los ingresos ya están maximizados, luego la única manera de igualarlos a los gastos es a través de luna reducción de los mismos. Típico y razonable.

Gustará más o menos pero es lo que hay. Austeridad. Y mejor que lo hagan así, porque si seguimos palmando y el mandato de Rosell sigue avanzando, llegará el día en que se tenga que marchar, mire los números, vea que ha perdido 200 millones, y como no tendrá ningún interés en ponerlos de su bolsillo (ver inicio del post), venda a Messi.

Como asumo que no deseamos que eso pase, aconsejo dejar de decir imbecilidades sobre el baseball y traguemos con los recortes. El único pero que contemplo como legítimo es que la contribución al déficit de las secciones es mínimo y seguramente se ahorraría más dejando las secciones como están y no ofreciendo catering de mil cojones en el palco.

Food for thought.

jueves, 9 de junio de 2011

Democracia real YA!

Escoria descamisada y harapienta, gentuza incapaz de articular un discurso razonable, imberbes quejicas estériles de voluntad y carentes de conocimientos: yo os voy a contar como edificar una democracia cojonuda y real basada en 3 simples elementos:

1-La implantación del célebre Voto ponderado que ya comentamos en su momento. En resumen, se trataría de un concienzudo examen a pie de urna que dictaminaría cuanto peso el individuo en cuestión merece en este proceso democrático, ranging la ponderación de 0 a 1. Asín pues el voto de un mierdas sin conocimientos a penas pesaría en el recuento total de botox.

2-La implantación del AutoVote-Droid. Los partidos deberían edificar sus programas electorales en términos empíricos en lo concerniente a las diversas áreas de gestión. El discursillo de si la izquierda nos hará libres o la derecha nos hará eficientes a ya nadie importa. Así prometerán 800 Km de autopistas y 500 viviendas de protección oficial, reducir el desempleo en un 2.5% y mantener la inflación por debajo del 0.5%. Ayudas a las madres cocainómanas por valor de tanto al mes y todo su pliego de medidas.
El votante, tras completar el test de 1, completaría el test de 2 donde pondría sus preferencias en cada materia, y el sistema AUTOMÁTICAMENTE asignaría a cada votante el voto (o lo que quede de él, ver 1) al partido con el que haya el mejor ratio entre lo que quiere el manso y lo que ofrece tal partido. Simple. Todo lo anterior sería estéril sin la existencia de…

3-El Comité de Sabios con pistolas, un ente independiente, apolítico y meramente tecnocrático cuya única herramienta será una calculadora y una pipa. Si a final de mandato el partido ganador de las elecciones y por tanto gobernante ha violado alguna de sus promesas, los Sabios dictarán sentencia de una manera simplísima, vean: si, por ejemplo, han construido 400 VPOs en vez de 500, lejos de enzarzarnos en tiras y aflojas o procesos judiciales, El Sabio se personará en la escuela del hijo mayor del Ministro de vivienda y le volará la cabeza de un balazo –o cuantos fueren necesarios. Caso de existir más promesas incumplidas mataría a otro hijo, y así sucesivamente. De esta manera se recortan los plazos de litigio y se asegura un escrupuloso cumplimiento de las promesas electorales.

Estúpida escoria carente de ideas, oficio y beneficio que acampáis por ahí: esto ES un proyecto. Y que funciona.
Gustará más o menos –soy bien consciente de los costes infrastructurales de instalación del equipo informático-, pero lo que es innegable es que a vuestro problema yo ofrezco una solución viable.
Pensad en ello.

miércoles, 8 de junio de 2011

Meterlos a Excel para sacar el inventario

A lo largo de la maratoniana jornada de ayer la espectral visión de una foca entrando en la ducha en calzoncillos me azotó con recurrencia. La pausada e introspectiva lectura de vuestros –pésimos- comentarios alimentó en augmentividad mi desazón y miles de preguntas –quizá menos- me asaltaron por detrás y amparadas en la oscuridad. La armageddónica tormenta que amenazó la república catalana servía de excelso telón de fondo a mis, a vuestras reflexiones mientras observaba el sol languidecer hasta morir (mentira, no era visible).

Instalados no ya en la recta final de nuestras vidas sino delante mismito del palco presidencial (o sea que nos quedan ya 50 metros o menos) es inevitable hacer inventario. Cuando empecé como consultor junior en una firma ya extinta y su dirección procesada judicialmente, lo primero que me hicieron hacer es coger albaranes y meterlos a Excel para sacar el inventario, qué cosas. Ni cuadró ni se lo miraron, pero como me enchufaron ahí amistades de la familia algo tenía que hacer.

Decía que tal. Y a la pregunta de qué quedará de nosotros cuando hayamos muerto la respuesta es parca y deprimente. Nada. Y mejor así, ya que la mayoría de tios que han pasado a la historia lo hicieron por motivos luctuosos, con la excepción quizá de Bach, Fleming, Karpov –yo siempre fui más de Karpov- y Messi. Por lo demás, quien hace historia lo hace normalmente para matar a miles. En ese contexto, y habida cuenta que de momento no he matado a nadie, podemos hablar de vida aceptable. Espero que vuestros casos sean equiparables en lo que a número de asesinatos se refiere.

Y por lo demás, conforme voy escribiendo este deslabazadísimo post, voy sumiéndome más y más en una depresión de tal calado que me impide seguir con esta farsa, farsa, faaaaaaaaaar-sa!

martes, 7 de junio de 2011

Secos o no

Cuando todo nivel de incompetencia parecía insignificante tras mi rociada de axila con espuma de afeitar hace algún tiempo acaecida, hoy me he desayunado metiéndome en la ducha y encendiendo el grifo en calzoncillos.

Esfuérzome en diagnosticar atenuantes a la inherente inexplicabilidad del evento. Quizá a medio despelotarme me he mirado en el espejo y he visto algo, o quizá andaba yo pensando muy fuerte en algo, no sé. En cualquier caso, me he metido en calzoncillos y me he rociado toda.

En mi descargo señalar que para mi desgracia no hay ángulo entre mis ojos y los calzoncillos. Mi vida repleta de excesos ha dilatado mi perímetro barrigal de manera que si trazo una línea recta de los ojos al punto más lejano de mi tripón no me veo ni los pies, luego se requiere un arqueo de espalda no inferior a 42 grados para ver mis pieses, más aun para ver si llevo calconzillos o no.

Sea por lo que fuere, mi despiste no ha podido ser corregido a tiempo. Lectura positiva: duermo con los calzoncillos del día, luego esos iban al cubo de la ropa sucia igualmente, secos o no.