jueves, 28 de enero de 2010

El iPad

Cuando ví la foto creía que era un montaje de un cachondo para meterse con el homosesual de Steve Jobs y sus mierdas overpriced and overrated, pero veo que no, que Apple realmente fabrica esta atrocidad.


Un gadget cuyos iconos puedes activar con la picha, muy útil. Y cabe en el maletero!
Vaya empresa de tarados.

miércoles, 27 de enero de 2010

Nuevo informe ONU: EL ABISMO ENTRE PAISES RICOS Y POBRES

El pasado Martes Ian Demme Sirius, Director de la oficina de desarrollo de Naciones Unidas, presentaba las conclusiones de su reciente estudio (que ha costado circa $2.3 millones) sobre las diferencias de desarrollo entre primer y tercer mundo. Dice que los ricos están bien y los otros de puta pena. Así sustanció sus conclusiones:

En cualquier caso, ya les gustaría a los ciudadanos de los paises desarrollados tener cabras tan solventes. España, en tierra de nadie.

martes, 26 de enero de 2010

Via Kreutz (y IX): Run to the hills

Terminamos bajando improvisadamente a Praga, pues el coche aun tardaría tres días más en ser reparado en Nürnberg y nos daba pereza seguir haciendo el ganso en Polonia. Además tenía buenas referencias del sitio y de la fauna autóctona, los amantes del porno sabrán por donde voy. Allá nos plantamos con el Citroën, y sin entrar en detalles, al poco de aparcarlo nos petaron la ventanilla y nos vaciaron el coche con maletas y todo.

Tras pasar una agradable mañana haciendo paperam con la Policía bajo unas temperaturas glaciales, decidimos sobreponernos a los valladares por Nuestro Señor sabiamente alineados y nos entregamos a saborear la siutat que parta el nom del nostru clup. Sin ropa de recambio pero bien follados y duchados, degustamos la arquitectura renacentista, el puente de los monigotes, un peluco tocho colgado en una iglesia, otras casitas de colores y mierdas asín.

Yo que soy más de mirar a la gente que a las piedras –más aun en Praga, ya nos entendemos- no puede si no preguntarme si vive gente en Praga, almenos en la zona centro, pues aquello era un jauría de turistas. Si Barcelona ya es un reclamo turístico de primer órden (y no quiero ni pensar como estará el patio tras las finales de curling en el 2022), lo de Praga es para cortársela. A pesar del gentío y tal, la ciudad nos pareció de extrema belleza, y supongo que los Borgia, los Rothschild o quien quiera que hubiera construido esos palacetes se hacía una jartá de follar y vivir bien que ríete de Indurain.

Al tercer dia -con la misma ropa, con legañas como buñuelos y oliendo a heces- regresamos con las manos vacías, el Citroën trinchado y cuatro postales, de Praga a Nürnberg, donde el nieto de Mengele nos devolvió el coche debidamente reparado –tras desembolso de una amódica cantidad de Deutsche Markus-, tras lo cualo pisamos a fondo hasta Valence donde pasamos la Nochevieja en un motel de carretera. Como decía un estimado comentarista el otro día, el mejor momento de cualquier viaje es la llegada a casa.

Me hubiera gustado terminar el post diciendo que al llegar a casa esta estaba desvalijada y destruida, pero como sé que os molesta que suelte trolas me ahorro este gag final. En definitiva, convendremos que todo lo que sea regresar fuera de una caja de pino y por propio pie se puede dar por bueno, vive Mark O’Polo.

lunes, 25 de enero de 2010

Via Kreutz (VIII): De la fragilidad del ser

Pá que luego Laporta nos venga llorando con las dificultades que atraviesa su vida y lo complejo que es cepillarse a varias estando casado con la hija de un magnate… (ver post semana pasada)
Lo de Darek sí es algo remarcable, yo cada vez que le veo intento disfrutar de esos instantes de scarfaceidad que la vida ha tenido a bien ofrecerme, porqué doy por hecho que cualquier día le van a encontrar bien sea frito por una colombiana especialmente pura o por la pipa de alguien con quien no tuvo el acierto de limar asperezas a tiempo. El mundo del sub-mundo es complejo y hay que cultivar las relaciones y prestar atención a los equilibrios de fuerzas…

Que se lo pregunten si no a Marcin, ex novio de la hermana pequeña, que lleva dos tacos en el trullo y le quedan seis. Las hermanas hablan de irregularidades procesales, pero bien es cierto que se cargó a un pavo, a pesar de considerarse probado que el fenecido le encaró con un arma cargada. Sí, Marcin era otro jabato. Hacía algo parecido a lo que Darek pero con la hermana pequeña de este: la tenía contenta mientras se pasaba por la piedra a decenas. Tío brillante, guapete y visiblemente desequilibrado, fue la estrella de mi boda, realizando malabares y atrocidades muy del agrado de la juventud.
Tras ingresar en chirona, la hermana pequeña le esperó un tiempo pero terminó con otro. Con ese otro les iba bien –si bien el amor de su vida siempre será Marcin-, pero ese también terminó en el trullo. No aclaré el motivo de su reclusión, pero parece algo de índole fiscal. A este también le conocí y parecía buen tío, menos vistoso que Marcin. Bueno, pues que la hermana pequeña ahora está en la fase embrionaria de una nueva relación, terminadas las anteriores por falta de quórum expresidium. El tío deberá tener unos 25 años –como ella-, y transita con un Mercedes 3.6 AMG.

La hermana mayor estuvo muchos años con Tommy, Tomek en realidad, con quien manteníamos una espléndida relación. Una vez dejamos a las mujeres de tiendas y nos fuimos a su apartamento a buscar algo, levantó el cojín de la cama deshechísima y sacó un pipa. También, como todos, estaba metido en cositas, y también terminó entre rejas. Porqué a ese nivel, y en repúblicas corruptas, especialmente si derivan de una dictadura intelectual de tres cuartos de siglo, la única manera de llegar a un AMG es a través de la mafia, el crimen, el robo, o el tráfico de personas o cosas. Lo que diferencia a un Tony Montana como Darek de un Tadeusz Achramowicz que trabaja en la siderurgia no es más que la ambición por llegar al AMG. Porque si se quiere llegar, sólo hay una manera. No hay matices, sólo atajos.

viernes, 22 de enero de 2010

Naciones Unidas

Con la que está cayendo en Haití por no hablar de Oriente Medio y África, y los de la ONU parecen distraidos en otras cosas. Vaya planeta de tarados.

jueves, 21 de enero de 2010

Sin pecado y bienjodido

Pues como vive Medrano que hay que joderse, lo que no podemos hacer es ir dando pichazos como los Borbones hasta que salga macho, pagando la casa.
No: aquí si empiezo a darle hasta que salga niño como yo querría, no veo como abordar la empresa tanto financiera como psicológicamente. Menos aun abortar, dada la legislación vigente (que ya me la he mirado).

En definitiva, que según las últimas ecografías parece claro que he concebido una chavala, castigo no minúsculo, y de consecuencias varias, todas ellas pésimas.
No soy un padrazo ni me gustan lo más mínimo los churumbeles, pero ya puestos a concebir, pues al menos que fuera macho; se le lleva a entreno entre semana, los Sábados partido, certera y precoz iniciación en la ciencia del fútbol y el barcelonismo, ya sabéis, todas esas pequeñas cosas. Cuando creciera más podríamos echar partidas con la Playstation 7, en la adolescencia cascarnos cervezas y pedos, y en sus veintes desearle grandes envestidas y gloria copulatoria, amén de suerte con las hostias de coche beodo.

Pues quiso Sir Isaac Newton que la concepción fuera truculenta. Joder mi vida, es que tiemblo sólo pensar en la encerrona que eso supone. Primero, que yo con las mujeres nunca sé de qué hablar. De joven y bebido sí sacaba a relucir en la oscuridad de la noche una faceta simpática, con cierto brillo y francamente heterodoxa que me reportaba algunos réditos y múltiples sinsabores. Pero sobrio y de día nunca veo de qué hablar: ni les gustan los deportes ni los coches ni la electrónica ni las peras de otras ni la temática liviana. Podrán dar fe las mujeres de mis amigos de que no doy mucho juego.

Pues figúrense con una criatura de esas en casa, junto con su madre y la perra formando el temido eje del mal para sabotear cualquier iniciativa del ‘burro de tu padre’. La Santísima Trinidad azotando al gordo que se pasa el día mirando la tele y fumando como un alacrán. Y luego que si le crecen las peras, que si tiene la regla, contarle lo de los condones y tal. Todo ello, vive Escario, para que termine siendo salvajemente percutida por un terrorífico listado de concubinos, capullos despeinados con pendientes y gafas de sol, cuando no directamente siendo zumbada por un argentino. Me rechinan los riñones sólo pensarlo.

Y luego que 'si no soy comprensivo', que 'si soy un rácano', que 'si la niña quiere salir' y tal.
En cuanto me enteré de que la concepción había sido fallida se lo dije bien clarito a mi mujer: “Tst, cariño, yo me desentiendo del tema. Pagaré lo que haga falta, si es menester cambiaré pañales el tiempo preciso, la droparé en tal o cual escuela, y nunca le faltará de nada. Pero llevarla a clases de flauta o de danza en vez de llevarla a viril entreno futbolístico sería una patacada demasiado dura para mí. Yo, querida, me desentiendo de todo, no quiero saber nada más de lo estrictamente necesario y aprovecho para desearos a ambas lo mejor".

miércoles, 20 de enero de 2010

Sobre el temita del incendio de Horta de St Joan

A ver si lo he entendido bien: a juzgar por la transcripción de las comunicaciones, un puñado de bomberos atrapados por el fuego llamaron al comando central (Delta Cero) -que es un tío en vez de una oficina-, el tío no les cogió el teléfono, a resultas de lo cualo no se pudo hacer un scramble de medios de rescate y varios bomberos palmaron.
Supongo que he entendido mal alguna parte de la secuencia, sin duda.

En primer lugar, ¿dónde coño estaba el Señor Delta Cero? ¿Haciendo la siesta? ¿De furcias? ¿peleándose con la mujer? ¿Sin batería en el móvil?
Me la envaina. Este tío es corresponsable de la muerte de varios pavos y debe purgar en chirona bien. Ayer se dijo que estaba evacuando una granja, y no dudo que lo hizo atuendado con una capa roja, poniendo su vida en riesgo, y salvando dieciocho bebés.

Vamos, que visto el aluvión de trolas lanzadas por las autoridades, cuanto más me digan que estaba evacuando granjas más me convenceré de que estava evacuando sus güebos en un puti de carretera. No fotem, home, no fotem, viven Xavier Vilaró y las celebraciones de la Eurocopa en el Riviera. Por no hablar del 'rayo' que inició el incendio...

Dos: ya sé que el ramo de los bomberos, muy parecido al militar, cuenta con una notablemente rígida jerarquización, y como toda organización no escapa al Principio de Peters. Aun así, si ven que 6 tíos van a morir carbonizados, ¿no hay nadie capaz de mandar los helicópteros aunque no le corresponda a él dar la orden? ¿Tan burda es la organización y tan insuperable es el terror a romper la cadena de mando que nadie tuvo los cojones de ordenar el scramble por sus huevos a pesar de no tener la autorización pertinente? En un gremio que hace de la solidaridad bandera, hubiera esperado que una cuadrilla cogiera un helicóptero y saliera a buscarles aun violando las directrices.

Y tres: ¿Cuántos bomberos más tienen que palmar hasta diseñar una organización más flexible y multicéfala que permita a diferentes figuras la toma de decisiones en momentos críticos? La vida de 6 o 60 tíos no puede depender de las órdenes de un mando que puede estar en el bingo o haberse dejado el móvil en un puti.
Juzgo culpables de esto tanto al ínclito Delta Cero como a todos aquellos que aprobaron un sistema de emergencias tan estúpido. Id con vuestra matriz de aprobación de despliegue de medios a las viudas de los bomberos, malditos burócratas asesinos.

Y por último: es desagradable usar esto como arma política. En el país de la demagogia, la imbecilidad, la incompetencia y la falta de escrúpulos, sigue quedando feo intentar arañar votos o erosionar a los rivales lanzándoles cadáveres. Recuerden, escoria política, que ustedes nos sirven a nosotros, no al revés.

martes, 19 de enero de 2010

Via Kreuz (VII): Scarface

Las amigas de mi señora en Polonia pertenecen al estrato altísimo de la élite. Su padre -son dos hermanas- se hizo de oro con la única empresa de transportes en Polonia durante el comunismo, y ahora viven como Dios. Ambas (más un hermano mayor) son muy activas empresarialmente y de extremada inteligencia y carisma, estando además más buenas que Medrano. Ambas. A pesar de haber su família amasado una fortuna de manera legal es sólo inevitable que se hayan terminado mezclando con figuras de dudosa catadura moral pues el tiempo junta a la gente por pelas, no por honestidad.

Tienen un hermano, Darek, que más que ser un perla es EL PERLA más grande que jamás haya visto, y he visto varios. Casado con una pavaza espectacular, se cepilla a varias muchas otras, no necesariamente a escondidas y estando todas estas otras más buenas si cabe que su esposa –y madre de su hijo.
Amén de infiel jabato y farlopero de aquí te espero (un primo de mi señora fue una vez a su casa y vio una cantidad de coca que no se podía creer. Por mucha que hubiere, aseguraría que no trafica, que se la embute toda, y bien hecho que hace), es un mafioso de Dios, y cada vez que salimos con las hermanísimas y nos juntamos con Darek me siento como el mismísimo Al Pacino en ‘Scarface’, y me encanta. ¿Hice ya un post sobre esto? Me suena pero cualquiera se toma la molestia de mirarlo.

Doy fe de que estábamos circulando a buena velocidad y Darek se dió la vuelta
para salir de cara.


Entramos en ‘La Scala’ su restaurante, y ya se ve un ir y venir de furcias inquietante. Nos recibe a gritos, nos sienta siempre en el piso de arriba, en su mesa, esa esquinera con un largo banco con cojines de seda rojos. Chilla algo a alguna zorra espectacular y regresa esta a los 3 minutos con una bandeja de botellas, 4 o 5 whiskies, un par de vodkas y otras mierdas. Nos lo calzamos todo, él viene y va, y cuando nos hartamos nos vamos a ‘Shark’, su club-lounge-disco a escasos 100m del restaurante en la plaza mayor. Entramos ahí con honores papales, si hay que echar a alguien de la mejor mesa se les echa, y si son ‘del sector’ nos unimos a ellos.

Ahí hay como un simposium de fulanas espectacular. Una vez llegamos sin él, nos dijeron que estaba arriba, subimos y nos lo encontramos en un reservado con 3 o 4 pibones rubios calzándose clenchas. Y su mujer abajo trabajando la caja. Es un jabato, sólo emplea a hembras -nunca pavos-, se las cepilla a todas y muchas más, mantiene a varias, es un drogadicto y un alcohólico, y tiene a la mujer contenta.

lunes, 18 de enero de 2010

Via Kreuz (VI): Na Zdrowie

El problema al que me refería ayer no es menor. Muy imbuida en la cultura polaca, la taja es piedra angular de una sociedad azotada por el frío, la oscuridad, la pobreza, las invasiones y los restos del comunismo. Y un vientazo del norte que te resquebraja los dientes, por mi puta madre.

Y no es un tema como en España en que el alcohol está muy infiltrado en todas las costumbres, no: hablo de la taja, la trompa, el castañazo que te impide andar. Y no los fines de semana sino a diario. El alcoholismo tradicional, pero más que la variante ‘privada’, recogida, de tío que se bebe media botella larga cada día en la intimidad de su casa, en Polonia el alcoholismo se vive en los bares o en las estaciones de tren con los colegas de patología.

Hay mucho alcohólico y además, se deja ver mucho. Más que con la intimidad y vergüenza con que se suele llevar ese problema en la Europa más occidental, en Polonia son más de la corriente espectacular, de chillar por la calle, pegar patadas a botellas y tal. Me parece bien, yo también soy de hacer bobsleigh en la calle Balmes montados tres tíos es un container pendiente abajo, pero en Polonia el público tajado está más entre los 40 y los 80, y resulta impactante al buen basalunista.

También he detectado que popularmente el atenuante por taja, a nivel juzgamental, es moneda de cambio habitual. Así, se entiende que tajado eres un títere en manos del gran dios Baco, y que tu Mr. Hyde te posee sin limitaciones, luego estás exento de toda culpa. Esto entra en flagrante conflicto con el parecer en la Europa Occidental, donde por muy tajado que fueras, la gente nunca separa al monstruo del hombre y al día siguiente se te piden explicaciones.

En cualquier caso, los aledaños de una licorería en Polonia a altas horas de la noche parecen una escena sacada de ‘Resident Evil’, con dos o tres tíos caminando sin rumbo dando pasitos cortos, otros dos en el suelo, y un tercero que dando bandazos intenta ganar acceso a la puerta mientras otro sale trompicado dándose de bruces en el sucio hielo y dejando rodar su botella de mezcla de anti-congelante para el coche y vodka barato.

viernes, 15 de enero de 2010

Via Kreuz (V): Polski swieta

La navidad polaca consta de 3 actos, siendo la cena del 24 la más importante, y apagándose en intensidad hasta el 26. En la cena de noche buena se sirven un mínimo de 12 platos, uno por apóstol, si bien no es obligatorio zampárselos todos. Además, se prepara siempre un cubierto de más, diérese el caso de que alguien apareciere de improvisto esa noche pidiendo víveres. En noche buena nadie se queda sin comer. Nunca aparece nadie pero a nivel tradicional me parece bien bonito.

El móvil del suegro bien merecía esta foto. Buena gente de cojones, y muy barcelonistas.

Luego, antes de empezar la cena, se inicia un intercambio de hostias. Cada comensal tiene una hostia grande, luego pellizca un pedacito de la de otro comensal, le ofrece sus deseos para el año venidero, y el otro comensal hace lo propio con la hostia de uno. Se realizan así todas las combinaciones entre comensales y en general terminas sin hostia y habiéndote zampado una parte alícuota de las de los demás comensales. Yo liquidé esta parte con un redundante yet hiperbólico “All the best” y ellos manifestaron sus mejores deseos para con un servidor, asumo y espero. Como en Polonia todo el mundo es cristiano o católico –ignoro la diferencia- podéis tomar las costumbres enumeradas como de general aplicación dentro del territorio nacional polaco.

Instantánea de la tangana.

En Polonia nos albergamos en casa de una tía, hermana de la suegra, conocida por ser muy limpia. Poco sabía yo que esa descripción no era más que una pequeña reseña en comparación con la patología que witnesseé en primera persona. Tan limpia es la mujer que estábamos obligados a limpiar las patas al perro cada vez que lo sacábamos. Ahí en la escalera, al lado de la puerta, había el cubo y la toalla, y cada vez que regresábamos había que tocarse los cojones. Tres o cuatro veces al día por cuatro patas por cuatro días da la friolera de un cojón de patas limpiadas. No solo eso: cada vez que el perro bebía agua iba la tía con otra toalla a limpiarle el morro.

Esto, en sí mismo malo, no fue lo peor. Al igual que su hermana –mi suegra-, la mujer no calla jamás. Esto, que puede parecer divertido al principio, al tercer día puede afectar seriamente la estabilidad mental del huésped. Hay más: cuando ningún presente la escucha llama por teléfono a sus varias hermanas, pero la muy zorra lo hace en modo altavoz, sentándose con ocho cojones al sofá -mientras yo miro la tele- con el altavoz a toda tralla y hablando ella y quien sea a la vez y en polaco.

Esta mujer está casada con un antiguo ingeniero de la CCCP pero llevan 20 años separados. Él es alcohólico y malvive en una casa que se medio construyó hace años, pero viene religiosamente a casa a comer cada Domingo y por navidad. Conocido por beodo y frugal –rácano-, sus regalos de navidad a su mujer e hijo fueron sendos alcoholímetros baratos, esos de llavero. Donde algunos encontrarán un irónico gesto rozando el cinismo su hijo me asegura que no hay más que holgazanería, desinterés, y un subyacente problema de alcohol.

jueves, 14 de enero de 2010

Via Kreuz (IV): Damage control

Opciones:
A- Encontrar hotel y esperar a que lo reparen. Una semana quemando pasta y tonteando con una depresión de caballo, en Nürnberg jamás sale el sol.
B- Intentar regresar a Munich y pasar ahí la semana que queda. La suegra y Hawking configuran una desmotivante estampa.
C- Irse al aeropuerto y coger el primer vuelo a Barcelona: imposible pues viajamos con el perro y unos 100kg de regalos y ropa vieja para entregar a los polacos.
D- Conseguir un coche, abandonar el nuestro, e ir a Polonia peti qui peti.

Hacemos lo último. Es interesante aclarar, desde el amor que me une a Polonia, que un coche con matrícula extranjera parado y sin ocupantes no va a estar donde lo dejaste al cabo de 5 minutos. No se aparca en la acera, se suben las maletas a la habitación, se regresa al coche y se mete en el parking. No, eso no ocurre pues el coche ya no está. Si viajáis con un coche extranjero nunca paréis y mucho menos abandonéis el carro en Polonia, pues en 3 minutos no va a estar. Son cosas consustanciales a otras culturas que a veces cuesta entender. En su descargo, apuntar que raramente roban coches con matrícula polaca.

Una interesante cosita en Polonia es su forma de alertar sobre los puntos negros en las carreteras, presentando precisa contabilidad de fiambres y tullidos. Me parece interesante.

Este factor fue profusamente discutido con los cabrones de Europcar. Al final, nos montamos en un C3 o C4, regresamos a la VW, vaciamos mi coche no sin antes escupir en él, cargamos el Citroën, y nos fuimos hacia Polonia a eso de las 19:15. A las 23:48 aterrizamos en un motel de carretera cercano a Berlín tras sortear las nieblas y las temperaturas bajo cero reinantes. Tras 20 años descojonándome de los Citroën, una de sus máquinas salvó mis gónadas.
Vivan De Gaulle y la egalité.

miércoles, 13 de enero de 2010

Via Kreuz (III): Das Auto

La tarde antes de partir de Múnich hacia Polonia, estamos aparcando en el hotel y el ordenador del coche me dice STOP. Critical warning de agua de circuito. Miro, seco. Pateamos a una gasolinera a por líquido. En Alemania y el norte en general el líquido de refrigeración se mezcla con agua del grifo en una proporción que depende de las temperaturas a soportar. Lo relleno pero sigue goteando. Me quedan 10 minutos de agua. Nos vamos a un taller donde se lo miran y nos dicen que hay una pieza rota. Anochece. Nos meten líquido y nos dicen que vayamos a la VW a buscarla. GPS, llegamos, nos dicen que no la tienen. Regresamos al taller de antes, el tío la pide, y dice que la tendrá mañana a las 10:00 y que a las 12:00 estará reparado el coche. Malo, teníamos previsto partir a las 08:00, pero podremos recuperar el déficit.
Dia siguiente, 10:00 nos personamos al taller, nos la pone, y a las 12:23 iniciamos travesía hacia Polonia.

13:56: a punto de cruzar Nürnberg por su ala Este con total normalidad, bajo una leve nevada y con el ocaso cerniéndose sobre nosotros, STOP en medio del salpicadero. Cuneta, warnings, miro, seco de agua. El mecánico erró el dictamen, era otra cosa. Desde la cuneta, siendo peinados por trailers a 140 Km/h, llamamos al mecánico de antes -el del ojo clínico- que nos dice que vayamos al centro de Nürnberg, strasse tal. Sequísimos llegamos. Nos dicen que hoy tienen mucho trabajo, no se lo podrán mirar en menos de dos horas, lo sienten. Empieza a anochecer como siempre a eso de las tres y pico.

Mi señora, tras una hora y pico de pie en el frio, insiste en que el meister se mire el coche y el hijo de nazis accede en plan perdonavidas. Tiene jodido algo grande. Id a la VW a ver si os lo pueden reparar, cierran a las 17:00, son las 16:40. Nos meten líquido, GPS, llegamos. Tras media hora encontramos a un tio que se lo va a mirar –va encorbatado, luego pierdo la fe-, se lo mira y no se aclara. Llama a otro y luego a otro que dictamina que tiene jodido algo grande. Ese coche de aquí no se mueve y la reparación va a salir por un pico. No solo eso: hoy es 23 de Diciembre, el 24 no se trabaja, 25 navidad, luego finde, va para largo. Nadie tiene esa pieza y en ningún caso el coche estaría listo antes del miércoles que viene (eso es una semana a contar desde el momento).

Noche cerrada, bajo cero, sin coche ni sitio donde caer muertos, cierran la VW, el perro anda confuso, nos derrumbamos. Pondero llamar al Cónsul catalán y solicitarle inmunidad diplomática, asilo político, plato de lentejas y un pin de la Moreneta. Desisto y me pongo en manos de Alá.

martes, 12 de enero de 2010

Via Kreuz (II): Über alles

Los que me sigan desde hace tiempo, millones sin duda, posiblemente conozcan ya que los episodios de ‘El mundo es un mochuelo’ intentan centrar la atención en aspectos concretos, etéreos, anecdóticos y, por qué no decirlo, absurdos y de nulo valor añadido que escribo para mí mismo más que para entretener a la selecta audiencia. Antes hacía diarios de viaje con todo lujo de detalles innecesarios pero tras otoñar intelectual y físicamente sólo me quedan estos posts holísticos para intentar capturar mis fimosis durante estos viajes astrales.

A lo que iba: yendo por donde vayas en Alemania o mires el canal que mires siempre terminas yendo a parar a algo relacionado con el holocausto y tal. Es que no falla. Si es un museo de boinas siempre terminarás viendo una foto de Hitler y la fábrica de boinas bombardeada en el ’41, si es reportaje de SAT 1 sobre bujías, siempre te dirán que el recubrimiento de uralita ya lo inventó un judío que murió en Dachau.

El permanente recordatorio sólo puede ser debido a una cosa: a que los alemanes son más nazis hoy que en el 39. Si no hubiera nazismo en la sociedad no haría tanta falta ir recordando cosas por lo demás sabidas, obsoletas y pretéritas. Sí, son nazis, y siempre lo serán. Y al hilo, no nos avergüence reconocer que Mengele tenía razón. Las norte-europeas sí son superiores y sí deberíamos parir a todas las hembras asín. Y ahora no estoy pensando precisamente en las alemanas, de fémur largo, generosidad périca y azulidad ocular pero a la vez lastradas por un ancho de hombros viril y un grosor óseo osezno. Pero sí es cierto en definitiva, que dejando a un lado las prácticas discutibles del eminente doctor, hay que reconocerle al tarado de Joseph un proyecto ambicioso, y como diría Laporta, ilusionante.

lunes, 11 de enero de 2010

Via Kreuz (I): Das parälittichen

El periplo hasta Polonia pasando por Múnich podía ser realizado en coche solamente, pues llevábamos amén del perro más o menos la mitad de mi armario ropero para regalar y un sinfín de turrones, champanes y ofrendas para nuestros consanguíneos polacos, gente que generalmente vive de forma frugal y con sueldos modestos, mientras las teles y los bienes de consumo cuestan más caros que aquí.


Tras sortear las galias y ganar el mundial de clubes, nos plantamos en Múnich para rendir inmerecido homenaje a mi suegra y su novio -o concubino desde hace unos 20 años- antes de ganar acceso a las polonias. La mujer enrocada en que esta vez dormíamos con ellos, y mi señora que ya lo tenía apalabrado con una amiga. Al final, con tal de evitar que la sangre tiñera de rojo el mar del norte en su totalidad, la suegra nos endosó en un modesto hotel a 50m de su casa, así no estorbábamos y lo que es más importante, gozábamos de la intimidad necesaria para entregarnos a la salvaje cópula, actividad en la que destaco.

Cada mañana a las 10:00 CET nos personábamos ahí para consumir un excesivo desayuno cuyos detalles os ahorraré. Tocábamos el piro a eso de las once y tal, una cosa suelta. Fue al tercer día, almorzando, cuando tuve un ‘flash of genius’, agaché la cabeza bajo la mesa, levanté el mantel y miré.

Desde el primer día en que le vi que Peter, el novio, nos daba los gutenmorgens desde la misma silla de la mesa del comedor, la mejor posicionada per ver la tele, ni se levantaba a por margarina o a desorinar, y cuando nos largábamos nos deba sus bismorgens sin moverse de ahí. Pues eso, que tuve un instante de duda que instintivamente liquidé mirando por debajo de la mesa, sólo para ver que no había silla de ruedas y lo que pasaba era que el pavo ese, el novio de la madre, era un puto moro, un vago y un maleducado. Gracias a Dios tengo previsto que mi suegra, otra que se las trae, le abandone pronto.

viernes, 8 de enero de 2010

Ojo al dato


Ya lo decía Tachito, "que no estamos tan mal". Si este dato fuera del dominio público, ¿tragaríamos con tanta mierda? Lo dudo.

De Tall&Cute.

martes, 5 de enero de 2010

Mitos del cine porno (III): Andrea Gassi

Nacida en Las Vegas de descendientes armenios, Andrea puede presumir de tener en sus vitrinas ocho grandes nabos:


Destacó por sus poderosas ventosidades, sus agosaradas rasuras, sus andares torpeznos, su mirada pizpireta, y su adhesión a la nandrolona. Se retiró del porno activo tras iniciar una relación sentimental con Rudolph Graf.