jueves, 29 de julio de 2010

CÓMO MEJORAR LA RAZA SIN CAER EN EL NAZISMO by Rai

(Ojo: este post contiene elementos racistas, xenófobos, machistas y homófobos. Gente sensible, rígida y falta de frivolidad abstenerse de leer y sobre todo de comentar).

Como cada año, el suave vaivén de las olas, el olor a pino y a genista, las maravillosas carreteras rurales polvorientas, el paisaje peinado caprichosamente por el fuerte viento que azota Menorca, y el buen yantar, hacen que el desproporcionado genio de Rai se despierte súbitamente y se traduzca en profundas reflexiones dirigidas a mejorar la mísera vida de los humanos y de Sub también.

Hoy hablaremos de la belleza femenina y de cómo mejorarla. Me ceñiré a nuestra raza, los caucásicos, la única que me interesa junto con la asiática. Las otras me disgustan sobremanera (ojo, hablo sólo de belleza femenina), pero entiendo que es algo cultural.

También podríamos hacer un post sobre la belleza masculina, pero como esas dos palabras son un oxímoron me lo ahorraré. Sí, hay mujeres que dicen eso tan vulgar de 'qué tío más bueno' (básicamente para referirse a mí), pero desengañémonos, ellas lo que buscan en un varón no es la belleza, sino a alguien que escuche y sobre todo comprenda (la palabra básica es ésa, 'comprender') sus infinitas e interminables neuras y que sea dulce y a la vez pasional en la cama y las haga sentir como las más guapas del mundo. En definitiva, que sea gay.

Pues entrando en el tema, y ya para acabarlo, es mi opinión que sólo el 2-3% de las mujeres están realmente buenas. Otro 25% son aprovechables, y el resto son directamente feas cuando no repulsivas. Durísimas declaraciones, Rai, pero 'algú ho havia de dir'.

¿Y cómo coño ha sido posible tal aberración? Oh, Darwin, ¿por qué nos has abandonado? ¿Por qué los fabulosos mecanismos de la selección natural, en virtud los cuales los mejores ejemplares se reproducen más y por tanto prevalecen, no han operado ahí? Dejo que vosotros, queridos lectores que os acostáis cada noche con un adefesio, respondáis en los comments a esta supuesta paradoja. Porque Rai no ha venido hoy aquí a perder el tiempo con explicaciones (Rai a los hombres no les da explicaciones, les da órdenes) sino para ofrecer soluciones a una humanidad confusa, desorientada, y sumamente ignorante.

Pues en el problema hallaremos la solución. Por lo que sea, las feas se reproducen más, y si Darwin se ha convertido en un pusilánime seremos nosotros, la élite, quienes llevaremos a cabo la mayor de las selecciones, la artificial. Y lo haremos influyendo sobre esta variable, sobre la reproducción.

¿Y cómo? Ante todo, nada de principios eugenésicos nazis. Nosotros somos civilizados. Tener hijos es algo grandioso (?) y no se le puede prohibir a nadie. Pero ojo, limitar con la vista puesta en un objetivo grandioso, sí. Ya lo creo. Yo propongo, pues, tres simples medidas:

1) si una fea quiere aparearse con un feo (antes he dicho que no existe la belleza masculina, pero eso no significa que no exista la fealdad masculina) sólo podrán tener un hijo biológico. Evolutivamente de dos ejemplares feos pasamos a uno.

2) si una fea quiere aparearse con un hombre no-feo, podrán tener dos hijos biológicos. Evolutivamente pasamos de una fea y un no-feo a dos aprovechables.

3) si una guapa quiere aparearse con un no-feo, se les animará a ello con medidas incentivadoras. Cuantos más hijos, mayor será la cuantía del cheque bebé que recibirán por cada retoño que traigan al mundo.

En resumen, estamos ante un proyecto ambicioso y a largo plazo para que nuestros tatatatataranietos, de aquí a 300 o 400 años, cuando entren en una discoteca o se encuentren en la playa, sólo vean a tías cañón. Y si puede ser, en pelotas.

Nótese que este método es igualmente aplicable a imbéciles, quillos, gente que no pronuncia la 'elle', o aficionados al Real Madrid.

Enhorabuena una vez más, Fórceps, por tu hija. TU ÚNICA HIJA.

(Oscarini dirá que no sé nada y que la belleza está en realidad en los ojos del que mira y que por ello sólo veo feas. Nada, melonadas que leyó la semana pasada en el Psychologies de la peluquería donde le afeitan el escroto).

Enviado desde su puto iPhone

miércoles, 28 de julio de 2010

The Montilla Administration: Taxista-gate re-visited

Yo ya ni quería hablara del tema, pero con la que está cayendo, no puedo sino mostrar mi estupor por las prioridades en la agenda política de este, nuestro pequeño país: la ley de vegueríes –que son como unas provincias superpuestas a las actuales con el único efecto de aumentar el número de funcionarios, la burocratización, las ineficiencias y los lead-times para hacerlo todo-, y la legalidad o ausencia de la misma de las corridas de toros. Tras eso, dos años de debate para ver si pintamos las líneas de las autopistas de color cremita en vez de blanco riguroso y ya habremos cerrado el círculo de la estupidez más flagrante. Si Cipolla levantara la cabeza se la cortaría a rodajas y se la metería por el culo. Pero bueno, si les votáis, señal que estáis contentos…oh, ahora que lo pienso, ninguno de esos cabrones ganó elecciones algunas, no son más que el cártel de Medellín en prevaricador e ineficiente!

Pero antes de calentarme con esto quería hablar del Estatut. Creo que todo el mundo está muy emocional con el tema y estimo que mi pragmatismo puede ayudar a sacarse esos puños del culo: hacemos un nuevo Estatut. Mientras el populacho cree ver radicales mejoras en el nuevo texto, un servidor no lo ve nada claro (yo siempre hablo de números, en el tema sentimental/simbólico no entro). El PP dice que es inconstitucional. El tema se debate en el Tribunal Constitucional y esos tíos fallan que, en efecto, es inconstitucional. Entonces, yo, inocentemente, creo que si fallan de tal lid será porqué el texto es, en efecto, inconstitucional. Asumo que esa cuadrilla podría recitar la Constitución en griego, pulutant si dicen que nuestro legajo es malo, debe de serlo.

Pues no! Al parecer, es ‘interpretable’. Ya empezamos con las banderetas, los signos, los sentimientos y las mariconadas. ‘Que si nación es admisible o no’, ‘que si el techo de financiación dependerá de lo que pida el del carrito de los helados, ‘Que si el derecho innato e inamovible de todo ser humano a afiliarse y organizarse como mejor le plazca no puede ser cercenado’, plim. Oigan: yo admitiría que en vez de nación o comunidad nos llamaran 'cerdos' si me dan más pasta. Las etiquetas y las banderas para los imbéciles, yo trabajo con pasta.

Lo dicho, Estatut, vegueríes y toros. 'Recógeme bien los cabos y plégame bien esa vela que el barco se va a pique'.
Ya lo dice hoy Monzó en LV: Sic transit gloria mundi (que significa: tras el Mundial, con las vacaciones, hay tan poco tránsito que esto es la gloria).

martes, 27 de julio de 2010

Favoritos obsoletos: cómo hemos cambiado!

Uno de esos ejercicios que me maravillan es mirarme en detalle mis favoritos del explorador pues me retrotraen a tiempos pretéritos y a obsesiones ya extintas, bien por la vía de la satisfacción o por la del olvido. Uno va acumulando favoritos sin hacer limpieza, cada día tiene que tirar más y más abajo para recuperar los recientes, pero ocasionalmente me gusta aturarme un momento a mirar qué ha sido de mis últimos meses o años. Vean:


Este Firefox lo instalé en Agosto-Septiembre pasados pues a juzgar por el favorito de mundoplus, el del Plus, el de Imagenio y el de Al-Jazeera está claro que no tenía solucionado el tema de la Liga. Entremedias algunos links a relojes con móvil que recuerdo culminaron con la adquisición del G3000 no sé bien cuando.
Luego compré una cámara digital o algo electrónico –quizá la tele- y me calcé un link a SEUR, señal de que el trasto no llegaba. Debería suceder esto en Octubre o Noviembre. Luego un par de links tontos y ya empezamos con varios de Cccam y lista de Hotbird y Astra, señal que no tenía muy claro cómo hacer funcionar el decodificador de satélite. A renglón seguido y durante dos días me obsesioné con el ‘Death Rally’, un juego de coches muy bueno, que llegué a encontrar, bajarme, instalar y olvidar –como debido es cuando uno es un maníaco obsesivo que no conoce el significado de la palabra constancia. Como veis, luego tenemos una jartá de links relacionados con los numerosos desafíos que permanentemente propone la piratería de canales de pago.
Si seguimos bajando…

…veo que compré un Nokia, que sigue siendo el que lleva mi santa (es acojonante que cayéndosele de las manos 2 veces al día este teléfono aun aguante. Nokia tiene un firm deplorable pero el hardware es de primera). Luego regresé a eBay a por teléfonos reloj –obsesión cíclica y virulenta- y me compré un media player Western Digital, eso sería en primavera ya. Luego parece ser que ponderé comprarme un Compaq Presario y a renglón seguido bajé circuitos para RACE 07, un simulador. Aquello de ‘Presentació economia’ debe ser lo de la campaña de Ingla, un powerpoint infantil e insustancial, y luego ya vamos al tema de los cigarrillos electrónicos, tema reciente. Cerramos con el asunto de coches usados que ya cerré hace unos días.

Pues eso, que me encanta mirar eso en detalle al menos una vez al año. Es interesante ver como evoluciona uno a través de sus obsesiones, mayormente materiales. Por navidades re-instalaré XP y se iniciará el bucle de nuevo.

lunes, 26 de julio de 2010

El milagro de la bida (IV): 'Que me comas el nabo'

Otro de los temas controvertidos durante el post-parto es el de la gasofa. Gracias a Dios sólo hay dos escuelas de pensamiento: los de la teta y los del biberón.

Los primeros me recuerdan a los ex fumadores: talibanes, inflexibles, intolerantes y cansinos. Yo les veo como una secta; incluso hacen posters donde se ve una jamonaza rubia de 20 años que le mete una dorada tetaza sueca a la boca de un bebé mientras reza un subtítulo que no hay nada como la leche materna. Ni ese bebé es suyo ni esas tetas traen leche pero como está la moza y yo sí le echaba una buena lechada, vive Clinton.

Pues esta cuadrilla dicen que ‘no hay nada como la leche materna’, no-sé-qué de las defensas del niño, y varias memeces más infundadas o accesorias. ¿Cómo osan estos sectarios insultar a las grandes farmacéuticas como Nestle y Blevit que llevan 50 años ingeniando leche artificial? ¿Saben cuánto cobra un ingeniero químico de esos? ¿Saben lo que se han dejado en estudios y tests? ¿Saben lo que cuesta que las autoridades te aprueben la licencia para cualquier mierda que se pueda administrar a los niños? ¿Se han parado a mirar la cantidad de calcio, fosfatos, proteínas y anabolizantes que llevan esas leches? No fotem, home, no fotem. Si hasta un adulto fornido podría sobrevivir AÑOS zampándose esos biberones, que leche materna ni que pollas, joder….

Pero bueno: desatendiendo los consejos de varios amigos, le dimos la teta al bicho. Cagaba a todo color y con unas texturas que casi llamo al exorcista. Gracias a Dios en cuanto cambiamos a biberón la bicha sacaba unos zurullos como bolas de petanca y a mi mujer no le sangraban las tetas ni se le hinchaban (y deshinchaban) ni pasaban cosas raras de esas que ni quiero seguir comentando.

Sinceramente, no hay discusión. Lo de la teta es típico de noveles, pero todos aquellos que hayan tenido más de 1 niño seguro que al segundo ya no le han dado teta. O sí, oigan, me da igual. Pero que sepan que entre miles de científicos trabajando de sol a sol durante medio siglo y las santa leche que viene por generación espontánea de una mujer, por muy santa y no fumadora ni bebedora que sea, me quedo con lo primero de aquí a Vladivostok.

Las tetas son pá lo que son como la picha es pá lo que es. Si nos saliera Cacaolat de los cojones ¿les haríamos comernos el nabo a nuestros propios hijos?

viernes, 23 de julio de 2010

El milagro de la bida (III): 'Ese crio tiene algo'

Como siempre he denunciado, el mercado del bebé y el de la gente mayor están muy inflacionados. Centrándonos en el primero, este se vehicula a través de las revistas con títulos como ‘Ser Mama’, ‘Mi Bebé’, ‘Ser Padres’ y mierdas asín. En el hospital ya te dejan varias encima de la mesa, y su nicho de mercado es claramente la post-mamá. Está muy bien visto este negocio pues parte de:
A-Un mujer (sujeto ya pues ductil y maleable de por sí)
B-...maravillada por el milagro de la vida
C-…y visiblemente desequilibrada a resultas de desajustes hormonales
D-…con varias abuelas desquiciadas revoloteando con agoreras premoniciones sobre todo tipo de males –esencialmente cutáneos.
E-…y con un marido (el único con criterio), ninguneado por todos y tratado a patadas, incapaz de poner orden a tamaño simposium de locas.

Con esto y unas fotos de erupciones, nefastas previsiones sobre la ausencia de eructos, y tesis sobre la crucialidad leche materna y todas esas polladas, la revista crea una sensación de alerta y zozobra en la recién madreada que a la postre generará ingentes sumas al sector. Yo cada vez que veo una revista de esas intento eliminarla pero mi mujer me caza, la lee, y a los 20 minutos el churumbele tiene visos de estar desarrollando el Síndrome de Asperger, ceguera congénita, o el Canalillo de Tocomochov, todos ellos prevenibles y evitables con tal test que cuesta €600.

Si tiene los ojos amarillentos, nadie dice que esto siempre ha ocurrido y que desaparece a las dos o tres semanas. La revista alerta sobre la sacrosanta Hepatitis Omega que colateralmente alimenta la muerte súbita del lactante y que además puede originar la aparición de dedos adicionales en los pies. Para prevenirlo ‘Amarillol 750’. “Con Amarillol no se encontrará un bebé fiambre sobre el llençol”. Tomo nota.

Además, un biberón normal ya no es tolerable para la madre. “¿Tan rácano y cabrón eres como para jugar con la salud de tu hijo para ahorrarte unas pelas?” y hay que comprar el biberón que evacúa el aire por la popa (hábil juego de palabras, ull), con curvatura ergonómica y con látex proveniente de El Dorado. Cualquier otra opción es de mal padre.

No me cabe duda que estas revistas son financiadas -cuando no directamente creadas- por los mismos cabrones que en sus páginas interiores ofrecen sus cremitas como la solución ideal a todo ese ventallo de problemas. Lo dicho, un negocio como la copa de un Álvaro Pino.

miércoles, 21 de julio de 2010

El milagro de la bida (II): De embarazos y transistores

La planificación familiar no tiene secreto. Normalmente quien no quiere quedarse preñado se queda –como atestigua más de un sidral de juventud-, y a quien quiere, le cuesta más. Así a bote pronto diría que cuanto menos deseado, más inepta y fea sea la madre, más ad-hoc sea el acople y más factores hostiles concurran, más alta es la probabilidad de embarazo. Similarmente en parejas consolidadas que sostienen una espléndida relación parece más difícil ver barraca.
Yo qué sé además, lo importante es pontificar desde el desconocimiento, que afirmar con datos en la mano es muy fácil. Yo me lo invento todo pero transmito convicción.

Sobre el primer escenario descrito, el del embarazo no deseado, hay posiciones rígidas y enfrentadas sobre el tema aborto. Yo, como siempre, dejaría que todo Dios hiciera lo que quisiera siempre y cuando no joda a nadie, y sobre todo bien me abstendría de obligar a la gente a hacer tal o cual cosa. Quizá alguno pueda pensar que cepillarse un feto de x meses es matar un niño, pero no sé yo si eso es peor que alumbrarlo en un marco de caos familiar, ausencia de padre ‘in pectore’, papelas al lado de la cuna, mecagonedioses, galletas y rotación apareatoria. Por lo que tengo visto de los churumbeles, más aún de los fetos, yo creo que no se enteran de un píxel. También pongo este dato directamente desde mi axila a la mesa de debate.

Y si sufren, pues mira, coño, mejor esto que pasarse 15 años encajando hostias de tu heroinómana madre, echarte a la calle a por jaco a los 16, matar al primer junkie a los 18 y pasarte 30 años en el talego. Pragmatismo, coño. La vida por sí misma, como contraposición a la no-vida, no tiene sentido alguno.

martes, 20 de julio de 2010

El milagro de la bida (I): Comparativa UCL Vs churumbo

Siempre quise saber si el nacimiento de un vástago sería un hecho tanto o más feliz que ganar una Copa de Europa y tal, por aquello de que cuando preguntan a algún notable siempre dice que el día más feliz de su vida fue cuando tuvo a sus hijos. Incluso Laporta y Rosell estaban de acuerdo en eso, luego algo hay.

Yo tenía dudas sobre mi caso, pues ganar Copas de Europa me hace una jartá ilusión, y nuevamente, acerté. Ni en coña hace tanta ilusión, ni en coña. Pero más que por un tema de desequilibrio mental, de escala de valores deficiente, o por hooliganismo puro, la explicación yace en el propio devenir de los eventos.
En una final de copa de Europa, el gordo pita el final y explotas, sabido es. Pero con un parto es diferente. En primer lugar, cuando se acerca el momento ya llevas bastantes horas con contracciones, dilatando, rompiendo aguas y tragando mecha. Y eso se nota, que los hospitales son muy suyos.

Luego, lo del parto, que eso sí es un puto campo de batalla que espero no volver a presenciar. Si tengo más hijos, mucho me voy a pensar si me presento al paritorio. Simplemente no estaba un servidor preparado para ver lo que vio, Dios cabrito, vaya follón con mayúsculas. Tras ver eso un coño ya nunca es lo que era.

Asumiendo que todo haya ido bien –que, repito, en ningún momento del parto parece que así vaya a ser-, te enseñan el churumbo que está hecho una mierda, lleno de cosas raras que ni quiero saber qué son. Y la madre, con los ojos como bolas de billar y llorosa. Y el doctor cosiendo y las enfermeras de aquí para allí atareadísimas. Yo como no me fio de nadie y menos de los doctores, asumo por defecto que el niño ha nacido muerto o medio lelo e intento sonsacar la verdad a los colegiados con hábiles preguntas.

Luego te mandan a la habitación a esperar a la madre, y está uno que la camisa no le toca al cuerpo. En vez de ir a la habitación se va uno a la calle y se mete tres cigarrillos en la boca y otro por el culo a ver si la nicotina logra remontarnos, que esto pinta coronario. Subes, te quedas sólo en la habitación, y tu preocupación es la madre. Te la traen hecha unos zorros y te cuentan que la epidural ‘es muy puta’, que ya remontará.

Y subsanado este asunto temporalmente, te empiezas a preocupar por el churumbo de nuevo. ¿Por qué no lo traen? Seguro que ha nacido con el síndrome de Petter Solberg o las pruebas de posesión satánica han dado positivo y le van a tener que sacrificar en presencia de un cura. O se les ha caído de la mesa o lo han pisado sin querer. Son tan pequeños…
Y cuando te lo traen a la habitación, la madre se pone a llorar como una loca y ves claro que ella no deseaba este niño o que echa de menos al padre biológico, ahora en huelga de hambre en una prisión en Cuba… y cuando el bebito parece que se mueve y tal, se lo llevan las enfermeras, y antes de que puedas pararte a pensar sobre el milagro de la vida te das cuenta de que te ha atropellado un autobús.

Y en cuanto empiezan a llegar las primeras abuelas a la mujer empiezan a dolerle los puntos, pides calmantes a las enfermeras, las abuelas echan fotos al churumbele, no paran de llegar mensajes y llamadas a ambos móviles y lo único que quieres hacer es escabullirte y volver a salir a fumarte una cosecha en la soledad de la noche.

A ver bajo qué puto prisma un día así puede ser en manera alguna mejor que ganar una Copa de Europa, si es casi peor que el día en que la pierdes…