jueves, 28 de febrero de 2013

Y así hasta que llegue el último


Llevo muchos años tolerando retrasos. Muchos. El retraso es para mí la más vil y egoísta manera de manifestar la mala educación y el desprecio hacia los demás.
He luchado contra ellos a carpa y espátula con resultados a-faustos; a la gente se la pela todo.
Hará cosa de un año y medio hallé la solución a los mismos, al menos en lo que a las cenas de varios tíos en tal sitio a tal hora se refiere. Es muy simple, y os adjunto modelo de la misiva el día antes o por la mañana de la jornada de autos:

“Españoles todos,

Se queda a las 21:00.
Yo llegaré puntual. Tan pronto entre me pediré una copa y algo de picar.
Conforme vayáis llegando iréis pidiendo copas y picando.
Pasados unos 15 minutos me pediré otra copa y quizá algo más para picar.
Y así hasta que llegue el último, momento en el que pasaremos a sentarnos en la mesa y examinar la carta.
Cómo sabéis, se paga a pachas, o sea que cada copa y montadito que nos calcemos los asistentes puntuales representa una pérdida neta en la P&L de los tardones.
De vosotros depende pagar por lo comido o pagar por lo que comamos los puntuales.
21:00 kick off.

Saludos”

Huelga decir que a resultas de mi amenaza-recordatorio, la tasa de puntualidad ha subido del 8% al 92% en un abrir y cerrar de fosas nasales.

miércoles, 27 de febrero de 2013

Alexis nunca tuvo una


Algún notable dijo hace siglos algo así como que “Si la descripción del problema es demasiado compleja, probablemente no has entendido el problema”.
Es una frase que me gusta mucho y que uso a menudo; es chocante que no me haya molestado a ver quién la dijo.
En cualquier caso, si nuestro problema es:
-Que los centrales están bajos de forma
-Que Adriano se lesiona
-Que los centrocampistas no encuentran vías de pase
-Que Messi está cansado
-Que Alexis tal
-Que Cesc cual
-Que los árbitros nos perjudican
-Que pasamos por un micro-ciclo átono
-Que han perdido el hambre
Que Roura es incapaz
-Que la abuela se chuta EPO
….seguramente no estemos siendo capaces de diagnosticar el problema.

Sí, todos los problemas son una suma de elementos ninguno de los cuales explica la globalidad de la casuística. Mientras todo lo de arriba es cierto y hay más, no nos podemos escudar en una suma de obviedades para establecer una diagnosis precisa.

Sobre las más circuladas:
-No creo que hayan perdido el apetito –a pesar de que cualquiera lo hubiera hecho-. Al menos no a partir de tal día a tal hora. Hasta navidades jugamos bien.
-No me puedo creer que la ausencia de Tito les deprima. Si acaso las nulas credenciales de Roura les habrían destensado, con un timing impeorable.
-Micro-ciclo físico bajo. Nunca me he creído que corriendo en serio 4h a la semana estés de puta pena un mes o dos de los diez que dura la temporada. Si así es, me callo.

Mi tesis en forma de titular, remitiéndome a la intro del post: Jugamos con 6. Messi está sólo arriba (los otros delanteros se han borrado) y Sergio está sólo en la medular.
¿Qué esto tiene mal arreglo? Cierto.
¿Por qué ha ocurrido esto ahora? Lo ignoro.
Pinta mal lo del AC y tiene aspecto de que terminaremos haciendo números en Liga.
Para mí, todo esto se debe a un cuadro de dejadez severa de Xavi, Cesc, Pedro y Villa. Han entregado todos la cuchara. Alexis nunca tuvo una.
Y así estoy yo, así estoy yo, así estoy yo…. Sin tiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

miércoles, 13 de febrero de 2013

Eres tú


Como la última cerveza medio escondida detrás de los champiñones en la nevera
Como el amigo inesperado en una fiesta de cumpleaños llena de capullos
Como la garrafilla de Castrol debajo del asiento cuando se te enciende la lucecita
Como el rulo de €20 que aparece en el bolsillo trasero cuando estás arruinado en la barra y has perdido a la cuadrilla
Como agua de Mayo
Como Mundial en Junio
El agua que me riega cuando estoy seco
Todo eso eres tú

Serás torpe, gordo, feo, impropio, heterodoxo, las das siempre mal y vas cómo un búfalo.
PERO:
Sin ti no vivo en mí
Si no te veo en el césped mi alma enmudece
Si no te veo de corto me la corto
OH; CARLES; OH CARLES PUYOL
Sin ti me da pavor que nos metan un gol

                                         Edgar-Davids Alan-Shearer Poe (1901-1907, Perth)

martes, 12 de febrero de 2013

Esa tía de la foto eres tú


Por ejemplo: este amigo mío fue el otro día al restaurante ‘Toto’ (se llama así), que debe ser muy bueno o debe albergar alguna relevancia que a mí se me escapa, y subió a Facebook esta foto, relevante para él, intrascendente para mí.


Mi amigo no conoce a mi mujer, y esa noche a esa hora y en esa misma foto pudiere haber estado mi mujer que esa misma noche llegó tarde a casa porqué teóricamente se le retrasó lo que tenía que hacer en Zaragoza y cogió el AVE de las 21:30. Mi mujer podría haber estado cenando en el Toto con su amante cubano, sabedora de que nunca voy por ese barrio (no sé ni me importa dónde está el Toto), sabiendo que yo estoy en casa de canguro, y gozando en resumen de una coartada perfecta.

Aun así, por avatares, llega a haber estado ella ahí y mi amigo hace esta foto y de repente lo que era un plan de adulterio sin fisuras se convierte en una cornada de triple trayectoria. Lo mismo con una hija que asegura que se va a la Cerdanya a pasar el finde con los padres de Núria y aparece de fondo destetada y mostrando labia en el Sutton gentileza de la foto a Facebook de un amigo nuestro farlopero y amigo de la narcofotografía nocturna.

Nunca se sabe quien va hacer qué foto y a quien se la va a mandar, NUNCA SE SABE. Puedes estar con la fulanita repartiendo arrumacos en la piscina del Hilton de Helsinki en una operación sin flecos mientras esos turistas aparentemente franceses echan fotos tontas y resulta que la francesa es compañera de facultad de tu santaesposa y cuelga la fotaza en Facebook ante el estupor de tu mujer que te pega un telefonazo antes incluso de que en nabo culmine su erección.

Recibo fotos tontas de algún colega por WhatsApp: fiestas, desfiles, calçotadas, manifestaciones, culos en la playa y siempre me fijo primero en todas estas caras, actores de reparto que no reconozco, pululando alrededor del protagonista de la foto. Cualquier día yo o álguien va a reconocer alguna y el vínculo imposible entre engañador y engañado se tornará súbita y mortalmente real.

Amigos míos, si tenéis que conducir operaciones potencialmente capitales en lo que sería el gran orden de las cosas, tened siempre el tema bien cuadrado –a pesar de lo cual siempre habrá una componente de riesgo que, por cierto, crece exponencialmente día a día conforme las tecnologías y la frivolidad alcanzan su cúspide.

Creo que ya es oficial que no hay operación segura. Ya no. suerte ahí fuera.

jueves, 7 de febrero de 2013

A CERO ABSOLUTO


Tengo un amigo que es un crack. Es D10s.

Hoy, a eso de las 9AM, en una rotonda de Sant Cugat (misma rotonda y mismo sitio dónde me calzaron dos ITVs caducadas) una brigadilla de Mocos de Esquadra le para.
El tío baja la ventanilla, y conforme el Mono se acerca le tiende la mano para estrecharla.
-FELICIDADES!!!! Me alegro mucho, un gran paso adelante!
El Mono confuso; venía a revisar cinturón y pegata ITV y no entendía qué pasaba.
-¿A qué se refiere caballero?
-Coño, lo del crimen! Que lo habéis reducido a cero absoluto, ¿no? Sólo así se explica que estéis aquí molestando a padres de familia honrados que van al trabajo. Un gran éxito, felicita al Jefe de zona.
El Mono descolocado. Mala cara. Pegata OK, papeles OK, ‘Váyase’.

Este es el mundo que dejamos a nuestros hijos.
Podría terminar con 63 links a robos con violencia cometidos en el último mes pero sería tirar de demagogia.
¿Lo seria?

miércoles, 6 de febrero de 2013

EL FIN DEL DEPORTE -y de todo


Me cuenta un amigo holandés que hay mucho ajetreo allí con el tema del doping y alguna estrella del speed skating (el deporte nacional, inconcebiblemente), y también se ve que los del Rabobank, extinto equipo ciclista, están largando de lo lindo sobre el particular. Si el Rabobank que ganaba lo que ganaba iba dopado, figúrense cuan dopados iban los que ganaban más. O los que empataban, o los que perdían por segundos. Todo el mundo iba puesto, TODO EL MUNDO.

No sólo en el ciclismo; en todas partes. No tiene secreto: mientras demos a un tío una millonada por llegar primero en bicicleta, levantar más peso, saltar más alto o correr más lejos, seguirá existiendo un incentivo inquebrantable a doparse. No hay más que discutir.

Luego (hola Miguelón), está el tema del retrovisor. El Tour, que ha abierto la Caja de Pankreoflat con el tema, ha ido tumbando a todos los que ha investigando HASTA el buenazo de Villava. Y si rasca un poco más afeitarán a este, y al anterior, y al anterior, y terminaremos condenando a la hoguera a Merckx, Anquetil, Coppi e Hinault. Y esos eran los buenos: miras bien mirao al aguador que termina a 8 horas del líder, y también nandroloneará que dará gusto.
¿Bubka? ¿Beamon? ¿Prost? ¿Maradona? ¿Poli Díaz? Si seguimos rascando y mirando p’atrás, los libros sobre gestas olímpicas y deportivas van a quedar vacíos, rigurosamente vacíos.

Lo desaconsejo, pero si se hace se hace. “A partir de hoy todos los récords será ya buenos pues!”. Lo dudo. Lo que hoy es bueno será un obsceno cocktail de fármacos cuando se centrifuguen con los conocimientos que tendrán dentro de 5 años, y el ciclo se repetirá ad-infinitum mientras, como ya dije arriba, exista un incentivo.

La otra es dejarlos que se dopen (supongo que dentro de unos parámetros) y ver como 6 tíos palman en directo en cada Tour; no creo que eso sea factible. Por lo cual, así cómo en la vida civil, uno se rasca la patilla y se pregunta ‘¿Y ahora qué, eh?’