miércoles, 22 de junio de 2011

Bajo el arreglo mutuo del secretismo

Sea por lo que fuere la gente tiene tendencia a hacerme confidencias. No sé si tengo una faz parda y una mirada turbia que trasmiten confianza/autismo o si están desesperados. Tampoco tendré la soberbia de asumir que todas las confidencias que existen en mi entorno se me hacen a mí, pues las que se hacen a los demás teóricamente no debieren de transpirar a la luz pública jamás luego yo nunca debería saber que existieron. En cualquier caso, al cabo del año se me harán de media 4 o 6 confesiones, todas ellas de modesto calado (que si estamos embarazados, que si Lucy ha tenido un aborto, que si estoy de baja por depresión, que si me veo con tal), lo de siempre.

Obviamente estas confidencias se hacen indefectiblemente bajo el arreglo mutuo del secretismo TOTAL y absoluto. ‘Si dices algo te mato’. OK, puedo vivir con ello con facilidad (por no decir que a menudo las olvido completamente) y aun es hora que meta la pata por primera vez. Soy más fiable que un hámster, nunca largo nada y la gente lo sabe, vive Kissinger.

Lo que querría pedir hoy –amén de moderación salarial- es un poco de sentido común a los confidentes, quienes a menudo no contentos con utilizarme como psicólogo de guardia, cuando deciden salir del armario lo hacen con la coletilla de ‘…esto solo lo sabía Fórceps’. Si no sé nada no sé nada, y si luego el confidente confiesa que yo sí lo sabía, lo que hace es dejarme en mal lugar pues, a lo largo de las semanas y meses, cuando otros me preguntaban, yo mentía. Por ellos, por honrar su secreto y mi compromiso con él. Y cuando deciden cantar me desenmascaran en una maniobra estúpida pues hay daños a alguien sin que exista beneficio alguno para alguien otro.

El que se vea en la necesidad de confesarme algo que tenga la bondad de interiorizar que si me dice que yo no sé nada, tenemos que ir con esa asunción hasta el final; que ellos decidan cantar no implica explicar ese tan innecesario como comprometido elemento.

20 comentarios:

Copde dijo...

Ohh si Forceps es el padre Boquerini!!!

Copde dijo...

Ohh si Forceps es el padre Boquerini!!!

kantinu dijo...

Este post es bueno y certero a más no poder.

Pero que quede entre tú y yo.

Anónimo dijo...

ruc

PENELOPE dijo...

pues yo no lo veos así, si al final el que te ha hecho la confidencia canta, tú quedas de p. madre...en vez de cabrearse contigo por no haber dicho nada, tus amigos han de pensar este tío es cojonudo

e. dijo...

post intimista, digno de sala pequeña en silencio. En el escenario sólo fórceps y su batería. Versión unplugged de su mejor repertorio.

El acto de revelar la única persona conocedora del secreto tiene un doble filo, veo q su tendencia grunge no le deja ver la parte buena del asunto. Se sabe que usted es una tumba, de vez en cuando viene bien saber que existe gente así. Bueno, o no.

e. dijo...

últimamente coincido en demasiadas opiniones con pe, suerte q ella es nuñista :P

AxL dijo...

Certero Post. Y valiente, viril.

Discrepo de Pe y e. Te hacen mentir a terceras personas cuando tu no habías pedido esa responsabilidad, joder, quien se creen que son. Que les den por el culo, la próxima vez que se lo cuenten a una farola o al gato, que seguro que son gays y tienen uno.

Perdón, me embalo.

Eloi dijo...

La verdaz esta en el blog del General.

Servidor ha perdido un par de buenas amistades por este tipo de cosas.

No se lo digas a nadie = meses de mentirasa a 3os.

si esos 3os son amigos como los 1os y luego salta la liebre... caos y destruccion y el "rebre" siempre le toca al confidente.

Ant. dijo...

Normalmente la gente cuenta sus penas a los gays. Parece que son más sensibles y tal... Supongo que la gente ve en tí a un gay en potencia.
Creo que a los gays también les gustan los hamsters.

PENELOPE dijo...

osti cierto, yo siempre se lo cuento a un gay...

General Fórceps dijo...

it all adds up, Ant.

Raimon dijo...

Bon post, bona prosa. Com els d'abans.

Bah, confessa que quan surten de l'armari i diuen 'Eso sólo lo sabía Fórceps'.. se't posa dura, eh?

Tots tenim una mica de vanitat. És normal. No t'ha de fer sentir malament. Ego te absolvo a peccatis tuis in nomine Nuñis et Gaspartii.

General Fórceps dijo...

Em fa sentir malament. No tinc vanitat en aquest sentit. Les confessions manifesten debilitat i no m'agrada.

Anónimo dijo...

La pepe esta totaLment desautoritzada a comentar aquest post. Prego que esborris el seu comment.

Per altra banda, molt d'acord amb el post i la resta de comentaristes documentats i amb cara i ulls.

Quan algu diu "no ho expliquis a ningu" el mataria. Nomes et pot causar problemes i la info es sempre totalment irrellevant x tu.

Rummi

Rummi

DavidG dijo...

a mi me llaman bocachancla fama inmerecidisima o casi

Anónimo dijo...

Yo tengo un amigo, ex compañero de estudios y ex compañero de trabajo, que se cascaba lo de entre tu y yo, con una facilidad pasmosa, tu te crees que eres un clon de Gemma Nierga y sufres con sus penas y te alegras de sus escarceos , y resulto que utilizaba esa tecnica con casi todos, en la epoca de estudiante y en la de trabajador ja ja ja que carisma
Forceps icono gayer fijo

PENELOPE dijo...

rummmi

jo mai hagués comentat lo del vestit de Carmen Miranda que tens a l'armari si no ho haguessis fet tu primer

em critiques injustament

per altra banda et perdono, no puc prescindir de l'amic gay,pany de les meves llàgrimes

General Fórceps dijo...

tu passa el pront i jo el pany

JoanCG dijo...

Lo normal es que uno reciba confidencias de quien cabe esperar que te las haga, y normalmente son aquellas personas a las que por la relación de amistad y confianza que hay también recibe las tuyas, por puro desahogo, por sentirte respaldado o por aquello del "com ho veus?".

Otra cosa son aquellas confidencias que normalmente se dan en el mundillo laboral o en relaciones superficiales, y que no pasan del buscar complicidades, el chismorreo o el puro malmeter.

Personalmente, las del segundo caso me divierten y me lo tomo más como juego que otra cosa, pero en las del primer caso suelo sufrir -poco o mucho- porque me implico con facilidad.

El caso es que en la mayoría de las ocasiones decir confidencia es tanto como decir problemas para alguien mientras que las alegrias y todo lo que es positivo siempre es público y publicable.

Debes ser un buen escuchador y eso está bien.

Me ha salido un comentario muy serio y yo sé porque, pero seré una tómbola.