jueves, 11 de agosto de 2011

El fin de la Masonería catalana (y III): Haciendo la barra

Los amigos tienen un palacete de cojones con unas vistas al Lago Maggiore que quitan el sida; alemanes, la mujer con un Hummer H3, pela llarga.
Ese lago como asumo todos los de esa zona (Como, Garda, Banyoles) está rodeado de casazas de gente pudiente y el entorno es visiblemente selectivo-elitista, un tanto patético pero resultón pues la barrera de precios elimina a la escoria y se puede transitar de manera agradable.

En la casa había mucha gente y demasiadas criaturas, y el marido de la pareja de amigos me dijo el primer día que interesaba que nos borráramos, levantando ambas cejas, lo que implicaba que la situación revestía elevada gravedad –como así se demostró. Me pareció bien, nos ha jodido. Me dijo que en el garaje había mucho material de la obra y que había pensado que podíamos hacer algo con él para liberar espacio, una de sus ideas fue no otra que hacer una barra al lado de la piscina.
-Barra de bar? –pregunté
-De bar!
-Vamos allá!

Ni sé hacer cemento ni apilar tochos-que tenemos un status-, pero él sí ya que se involucró relativamente en las obras de la casa. En esencia, tras determinar la ubicación ideal y la anchura, empezamos a apilar tochos. Yo en estricta adhesión a los hechos debo reconocer que no hacía nada más que llevar el material del garaje al Teatro de Operaciones y esbufegar. A ratos me ponía ahí ladeando la cabeza como efectuando alguna valoración arquitectónica, pero en realidad compraba tiempo.

Obsérvese el descuadre de la zona superior derecha que se remacha partiendo un tocho en dos. La jugarreta acarrearía consecuencias funestas.

Conforme la barra fue alcanzando altura y hechuras me fui excitando progresivamente, y superado el metro debí correr a masturbarme. Se erigía magnifica, pinacular, monolítica, imperecedera, majestuosa. Tras tantos años haciendo la barra de mala manera, había llegado la hora de realmente hacer una barra. Pocas sensaciones más placenteras puedo imaginar, habrá que cambiar la famosa trinidad a “plantar un pino, leer un libro y edificar una barra” como las tres cosas a hacer antes de palmar.

Pude comprobar en mis trémulas carnes la complejidad asociada al gran arte de la Masonería, que se dividen en 3 grandes núcleos:

1-Estructura. Interesa que no caiga, y para ello:
A- hay que usar el nivel (intentando que la burbuja no colisione violentamente con uno de los lados, fin que no obtuvimos realmente) y
B- encimentar bien las tuchanas.

2-Conforme las cosas empiezan a no cuadrar, no hay que titubear a la hora de ser creativos. Martillazos, meter piedrecitas para que eso no se venza a derechas, parcheos infames, todo vale con tal de que la cosa gane en estabilidad (o decrezca en volatilidad).

3-Los acabados. Vital, y creo que esta es el área en la que excelen los profesionales: la de saber tapar y parchear las monumentales cagadas e irregularidades. Nosotros estábamos ya muy cansados tras dos días de viril desempeño y la fortor a mascle bajo el tremendo sol hizo mella en nuestro afán perfeccionista. Ahí fallamos, pero ya lo sabremos para la próxima ocasión caso de haberla –que por mis muelas que no.

La inauguramos debidamente con una fiesta con velas, alcohol, música y piscina;


...quedamos como titanes, y nos libramos del insufrible caos de niños y platos sucios, que al fin y al cabo era la idea. Un pequeño paso para dos mongolos pero al menos, llegado el día del holocausto final, cuando hayan caído rascacielos, imperios, civilizaciones y villaratos, no dudo que nuestra barra seguirá en pie.



12 comentarios:

JoanCG dijo...

Ahí tus huevos!

http://www.granorient.cat/v2/
Podría echarte una mano.

Raimon dijo...

Oh, dins teu teu hi ha un obrer, sempre ho he sabut, però revestit de rellotges cars, cotxes esportius d'última gama, i rossa despampanant.

T'ha faltat afegir que t'ho vas passar millor posant recholas i achetas que fent servir després el bar.

Ets un XSM, en el fons.

Edu dijo...

Grandísima camiseta de tirantes!!!!

General Fórceps dijo...

Que soy el bajito!

Ant. dijo...

Yo no lo hubiera hecho peor, aunque la intención es lo que cuenta ;-)

Edu dijo...

daba por hecho que un miembro de la élite no usa los tirantes (como mínimo no se deja fotografiar), que pinta de salao tiene el encofrador
habemus SEX?

Quimet dijo...

HAs pillat murenu paleta?

Rasiba un joc de plats Arcoroc

AxL dijo...

Me gusta que nos enseñes tu barra, General.

No has dit res de les llums.

Anónimo dijo...

A

PENELOPE dijo...

wenas

sólo me paso a decir: no hay especimen más feo,desgarbado,cabezatriangulada y perroflauta que los berlineses

los alemanes una raza superior? y una mierda, si de jovenes son raros, de jubilados dan miedo.

mal proporcionados,jamás había visto unas caras tan pequeñas en unas cabezas tan grandes

tías con trenzas...quien coño lleva trenzas en el siglo XXI?

lentos,pachorras,secos y encima se pasan el dia en bici, todo cristo en bici

por primera vez en mi vida me siento orgullosa de ser latina

Copde dijo...

La Pe no ha ligado en Berlín.

Ya lo decía Raffaela Carrá, para hacer bien el amor hay que venir al Sur.

Anónimo dijo...

Mañana ire a la cala del anuncio de Estrella del año pasado, la de las zorras y los perroflautas hijos de consejeros delegados y presidentes ejecutivos, aun recuerdo una zorra de mi curro (en este caso poligonera) que decia que era lo mas normal del mundo ligarse a 2 maromos y que te conviden al yate de papa y de mama, cuando ella lo maximo que habra echo, sera chuparla en una zodiac, que puta eres zandra jajajajajajajaja y encima decia que las zorrillas del anuncio podian tener 30 y tantos como ella
Ayyyyyyyyyyyy

Quin barça tenim nanos!!!!!

Edu