viernes, 13 de julio de 2012

Exclusión social


Mucho se habla del riesgo de exclusión social de madres solteras, pakis, junkies, homosexuales, vagabundos y tal pero poca atención se presta al más peligroso aún riesgo de inclusión social que amenaza a esa minoría que representamos: educada, respetuosa, tolerante y catalana.

De la misma manera que la poderosa bola de mugre social rechaza a la escoria, anhela absorber en su rodadura monte abajo a la minoría educada, y ese es un riesgo del que hay que tomar conciencia. Tenemos los laterales del coche llenos de golpes de gente que abre las puertas del suyo como si estuvieran solos en el desierto de Gobi, pero ¿debemos por ello hacer lo propio?

Estamos hasta los cojones de retenciones en el pasillo del supermercado porqué la foca extremeña y su marido de 55 años con camiseta sin mangas con el nombre de GASOL están buscando alubias de las que le gustan mientras dejan el carro atravesado pero debemos por ello hacer lo propio?

La respuesta es sí. La escolarización obligatoria implantada hace ya tiempo en este país de poco ha servido; ya lo habrán visto ustedes en conciertos, colas, en el cine, en los parkings. Este país de maleducados no tiene solución, y la situación de deteriora inexorablemente, no ofreciendo atisbo alguno de esperanza.

Es por ello que proclamamos a los cinco vientos que ante la violencia, más violencia. No sé quién era que abogaba por poner la otra mejilla pero el temita de la mediación, la educación de los inferiores, y el enseñar a pescar a la gente antes que darles una hostia, es ya doctrina ancestral. La salida negociada se ha demostrado ineficaz, y ante la violación a la que estamos siendo sometidos no queda otra que abogar por el jarabe de puño. A tal fin me he permitido la libertad de realizar una simple tablilla para aclarar la medida a adoptar en función de la afrenta:



Es importante reseñar que en caso de ser objeto de violencia, la respuesta aplicada deberá ser nítidamente superior en calado (lo que antiguamente se tachaba de ‘respuesta desproporcionada’). Ojo por ojo ya no vale: ojo por dos ojos y tres costillas sería un tipo de cambio aceptable.

Desearos un plácido verano de estricta adhesión a estas simples normas para asegurar la exclusión social de las elites que presidimos.
We walk amongst them but we aren’t one of them.

16 comentarios:

e. dijo...

A ésto q expones se le llama la solución Ender Wiggins: ante cualquier abuso reaccionar de manera expeditiva i desmesurada.

Hay el peligro de volverse un Màrius Carol de facto, aviso.

Gran blog, no lo conocía

Anónimo dijo...

hi ha vegades que respondre a una presa de pèl o a un abús amb una educació extrema i desproporcionada també entrega bons rèdits.

Posi.

DavidG dijo...

también hay los catalanes de buena familia que dejan el carro donde les sale del pito o son maleducados en el trato con el resto del universo

post racista donde los haya...puto oasis catalán...a currar a algeciras os mandaba yo una temporada os creeis la élite o que?

joder ahora cada catalanet que vaya con una camiseta de busquets/ricky rubio/ etc que vea le haré una afoto

amos hombre ya...VIOLENCIA

Anónimo dijo...

Esplèndid post en la forma i en el fons. Como los de antes.

Rai

Ant. dijo...

Bien visto, pero yo no me ensucio las manos pegando a alguien. Prefiero algo más refinado y retorcido; como las tías. Que le duela mucho más que un tortazo. Opciones:

- Rociarlo de tinta negra por la espalda cuando no se da cuenta. También sirve vaciarle una bomba fétida en los hombros.
- Poner una gran cantidad de laxante en la bebida.
- Quemarle el coche.
- Soplarle cartera y llaves de casa y dejarlos en medio de cualquier calle de La Mina.
- En el caso más extremo: contratar a alguien y hacer que parezca un accidente (ya me entendéis)

En fin, lo que se os ocurra.
En cualquier caso deberíamos evitar tomar contacto con gente que no nos gusta. La mejor opción es no ir nunca al supermercado. Mercadona.es funciona de perlas.
Entiendo, sin embargo, que hay ocasiones en las que uno no puede evitar las aglomeraciones. Id prevenidos con alguno de los utensilios que menciono arriba. Creedme, la venganza es mucho más divertida y dolorosa que la ostia en medio de un calentón.

PENELOPE dijo...

qué quiere decir como las tías???


es que me pilla muy vieja, Capi...yo como que ya paso,amb surar en les ones ja em va bé

Arty Alvarado dijo...

Muy buen blog me llamó mucho la atención http://dineroyyo.blogspot.com

AxL dijo...

Sí claro muy buen blog pero todo este rollo de Post era para colar una frase de Lost.

Worst comment ever until next.

JoanCG dijo...

Fortea diu que tot es deu al puto laïcisme i Meza sosté, resumint molt, que la cosa està fatal.
Jo crec que els etruscos (?) ja manegaven aquesta tablilla.

Javi Martinez #NO

JoanCG dijo...

Llegit les teves batalles americanes. Que bé t'ho passaves, bandido!

Està clar que aquests moments Jan a la piscina marquen per tota la vida.

Onlyamd dijo...

Doncs al meu Mercadona (Pl.Bonanova) només puc dir que estic molt content... mes econòmic que el Caprabo de tota la vida (que està buit i vaticino un proper tancament...) i molt amable tothom... staff i clients...

Ant. dijo...

"qué quiere decir como las tías???"

Pues eso. Las tías (señoras, señoritas, mujeres, whatever...) son refinadas y retorcidas en la venganza. Difícilmente te soltarán un sopapo en medio de una discusión. Lo harán después y de otra manera. Seguramente cuando menos te lo esperes.
Bueno, por lo menos esa es la experiencia que yo tengo.
Las mujeres son arpías. ji ji ji...

sergi dijo...

escaleras y pasillos automáticos. las parejitas en paralelo sin dejar pasar a nadie. MUERTE

sergi dijo...

^^^^^^^^^^^^^
eldeu

sergi dijo...

por cierto, este blog parece el de antes ya con tanto post como los de antes.

Anónimo dijo...

...estoy totalmente de acuerdo con la reflexión sobre la violencia, pero de maleducados te los puedes encontrar en un máster de Esade o conduciendo un Bentley. Somos unos mil-leches herederos de moros, judios, romanos, pero reunimos el detritus de estas culturas. Fanfarrones, envidiosos, voceras, ladrones, mentirosos y vagos, defectos que en los estratos sociales más bajos son mucho más acentuados. Fuera y dentro del país me presento como catalán de Barcelona y así paso menos vergüenza, por aquello de la simpatía universal hacía el FCB, y más o menos soy bién recibido(...es triste, sí)...
En cualquier aeropuerto internacional siempre puedes ver en los check-in's al españolito-a con la banderita de españa en el ribete del polo... pegando voces y llamando tercermundista a la chica que pesa las maletas por qué no sabe español, los que aplauden al
aterrizar, los que no apagan el teléfono al despegar, las que vienen del caribe con las trenzas de Bo Derek....

Ser catalàn es duro pero es infinitamente mejor que ser de cualquier otro punto de españa. Lástima de tanto foràneo instalado que reniega de cataluña, hecho también ligado a ser pobre, inculto y poco viajado.

Una vez conseguida la Independencia propongo unos pogromos, expropiaciones y adoctrinamiento con los que no sientan las 4 barras, su historia y su lengua...

Salut!