jueves, 10 de enero de 2013

La erosión del payaso estrella


Estos días anduvieron por aquí nuestros amigos del Cirque du Soleil y, cómo es habitual, les ametrallé a preguntas, algo que no me avergüenza hacer. Recordaréis que ya sustraje algunos datillos hace un tiempo:

Me contaron varias anecdotillas de esas tan jugosas que ya olvidé, pero sí me llamó en especial la atención una, la del ciclo erosional de los payasos principales. En ‘Alegría’ (no sé si alguien fue a verles estos días; está bien) intercalados entre los gimnastas y tal aparecen varios payasos, en especial dos que son los que llevan el peso payásico del show. Lo típico, uno alto y serio y el otro bajo e inocente, la fórmula ya clásica con irritante acierto plasmada en Epi y Blas Piñar.

Pues se ve que estos dos payasos (que durante el stage de Barcelona eran curiosamente de Murcia el bajo y de Barcelona-Sant Andreu el alto) son rotados por Real Decreto cada seis meses.
Medio año de vacaciones.
Serán re-emplazados por otros dos que harán lo mismo y se vestirán igual, que a la vez serán reemplazados el 1 de Julio por el de Murcia y el catalán. Y asín sucesivamente. Ciclos de 6 meses.

Esa particularidad no concurre con ningún otro artista; ni gimnastas, ni contorsionistas, ni acróbatas ni nada. Sólo con los payasos estrella (no los subalternos). Al parecer el trabajo de payaso requiere de una sensibilidad especial o un algo que hace que se vayan quemando progresivamente, y el canadiense este que posee el Cirque o algún otro estándar de la Federación Mundial de Payasos aconsejan que no se pase de 6 meses. Entiendo que después se agotan o hastían o lo que sea y el bajón de rendimiento transpira al público.

Nunca me había parado a pensarlo pero tiene sentido que el karma del payaso se traslade con mayor densidad que el de un trompetista disfrazado de mono que va dando saltos. La gestualidad, la expresión facial, y todo el temita debe generar bastante más esfuerzo emotivo que saltar de un trapecio, y entiendo que esto ha sido probado con tamaña rotundidad que los van excedenciando cíclicamente.

Ahí queda el dato. No hay gag ni brillante frase de cierre, sólo una constatación interesante.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Payasos:

Yo los últimos que recuerdo son los Fofo, Miliki i cia. Y no se porqué tengo metido en la cabeza las imagenes del Charlie Rive (si se escribir correctamente su nombre) sentado en una silla y aullando cual obrero de la construcción al ver pasar a Lidia Bosc en bikini.

http://www.google.es/imgres?hl=es&sa=X&tbo=d&biw=1152&bih=605&tbm=isch&tbnid=Ji0jLoxndQL9ZM:&imgrefurl=http://www.cine5x.com/actores/lydia_bosch/foto-de-lydia_bosch-20/&docid=BvLg3RclQliyUM&imgurl=http://www.cine5x.com/fotos/lydia_bosch_20.jpg&w=338&h=800&ei=tHvuUNDvLuSi0QWr3IHABQ&zoom=1&iact=rc&dur=3&sig=102686081608265455417&page=1&tbnh=145&tbnw=78&start=0&ndsp=27&ved=1t:429,r:2,s:0,i:115&tx=49&ty=54

Anonimo de Nargocity.

Anónimo dijo...

Mou es va cremar en 5 mesos. Tot cert.

Ant. dijo...

Sólo tú podias rescatar a alguien como Blas Piñar. jo jo jo!!!
Florentino y Mou deberían ser rotados cada 2 meses por Ramón Calderón y Karanka.

Odio el circo.

Ant.

PENELOPE dijo...

Por mi les podrían dar la baja definitiva.

Jamás me ha hecho gracia un payaso, es más, me daban/dar terror...tienen algo de siniestro con esas caras blancas y esas cejas pintadas

Aplico lo mismo a los mimos.

yuyu

Anónimo dijo...

A mi em deprimeixen els pallassos. Penso en les seves famílies, no sé...

Rai

Marc Mateu Salat dijo...

Ho trobo molt bé, especialment lo del Blas Piñar. Marca de la casa

Abrassus!