martes, 1 de diciembre de 2015

LA INDEPENDENCIA -PARCIAL- DE CATALUNYA

Dado que no hay santa manera de que hablando se entienda la gente, y habida cuenta de que efectivamente hay DOS CATALUNYAS, no veo otra que repartírnosla.
Mi propuesta tiene en cuenta principios fundamentales del Estado de Derecho ™ tales como la igualdad territorial (en hectáreas y a ojo de buen cubero) y justicia social (whatever that means).

Para empezar, lo prioritario: que el territorio de la Comunidad Autónoma Catalana y La Guluriosaaaaa República Catalana tengan similar extensión. Ahí queda.



Luego, importantísimo, que ambas tengan acceso a Andorra, el país dels Pirineus. Niquelao.
Así pues trazaremos esa línea (hoy imaginaria, mañana fortificada) ‘Punt de Trobada’- Cardona – Manresa - Barcelona/Barsalona.

La parte más controvertida será la división de la ciudad que lleva el nom del nostru clup.
En primer lugar y amparados en criterios étnicos/raciales/xenófobos, parece claro que dejaremos los Túnels de Vaybidrera al pijerío Catalán y por ende ahí trazaremos un vector divisorio.

Protegiendo todo el sector Oeste de la Ronda de Dalt (Avenida General Fórceps en el futuro), llegaremos a Esplugues, dónde raudos acudiremos a buscar al Paralelo, nueva frontera racial, logrando así un necesario aislamiento con Hospitalet, Cornechá, y todas esas tierras del putrefacto Bash Yubregá repletas de dragones y analfabetos. El cinturón chungo quedará pues así a lo largo de la Grand Muralla del Paral.l.l.lel perennemente aislado de la Catalunya Real ™, la mía.


Los arios retendremos así casi todo lo importante, sacrificando solamente la montaña de MontjuicH, que tan pronto tengamos ejército bombardearemos hasta no dejar una ardilla en pie.
Por lo demás, sacrificamos eso sí el precioso Priorat, las murallas de Tarragona, y las playas esas del sur de Catalunya (y pronto Nordeste Español) que son bastante bonitas pero bueno, que tal.
También entregamos los slammers de Salou, big deal.

Retenemos gracias a Dios el Mini Estadi, el Palau de Gel, el Palau Blau-Grana, el Nou Camp, la Costa Brava, y todos esos valles de Ripoll y tal.

Gustosos entregaremos al Reyno de España la montaña de Montserrat que me la envaina. Ya está vista, y nada os impide volver a visitarla tras obtención del pertinente visado.

Entregaremos encantados la zona de Santaca/Sant AdriáN, para acceder a la cual dotaremos a los Españoles de un corredor humanitario SEGURO consistente en un túnel (en amarillo en el mapa) subacuático que construirá raudo nuestro subcontractado Pakistaní y que cumplirá con todos los estándares de seguridad. La chusmLOS Españoles podrán por lo tanto, rollito Gaza, entrar y salir de Santaca como Pedro por su casa.

Como es habitual, no detecto fisuras, todos ganan, y a otra cosa.

Gracias.

8 comentarios:

Ant. dijo...

Pues yo sí detecto fisuras.
A tenor de cómo fueron las votaciones, creo que sólo deberíamos entregar las zonas que votaron unionismo. Es decir, la mayor parte del cinturón rojo, vall d'Aran y creo que alguna zona de Tarragona.
Sí, nos comemos alguna parte chunga, pero la mayoría de los killos se los queda España.
Es lo justo.

Ant.

Anónimo dijo...

Si la idea es bombardear Montjuich y luego recuperar el puerto, yo lo veo bien. Eso, o entregarlo a los ingleses que seguro que lo gestionaran bien.

Vic

KiM dijo...

A nadie se le escapa donde ha dejado al otro clup de la siutat.

También se bombardea?

Quimet dijo...

Hola mics
Com sempre molt gran el Yeneral Fórseps.
Espero que us vagi bé la bida nois.
Petons.

Semen-up dijo...

Si hay alguna fisura, que sea en el túnel subacuàtico

Anónimo dijo...

Cal complementar-ho amb un sòlid pla d'expansio i conquesta que contempli ses illes (Menorca, Formentera, Còrsega, Sardenya i diputacio), recuperar Rosselló i Conflent i establir un corredor fins Zurich, i, potser, crear protectorats a les velles colònies (Lleida, València, Haka i Benidorm). Homes de palla no en faltarán. Inclús de palla diària, si ho volem.

Rummi

Anónimo dijo...

La frontera la construye ACS, verdad?

Anónimo dijo...

Firmante por Dios.