miércoles, 28 de septiembre de 2016

¿Por qué dejé el golf?

Los motivos son varios y poderosos.

1-Bioquímica reversa: Cómo todo jugador de golf sabrá, el golf es una océano de sinsabores con gotitas de satisfacción. El muy hijo de puta hace que el océano de heces se diluya en esa gota celestial por algún mecanismo químico en el cerebro que no atisbo a comprender.

2-Jekyll and Hyde: Ahí estoy yo, atlético galán de mantequíllico swing dispuesto a darle. Ejecuto, la doy, y casi siempre va mal; donde hace 3 segundos estaba Nick Faldo hay ahora el voluntarioso gordo de mierda de cada mañana ante el espejo. Hartito de ese puerco.

3-Responsabilidad papal: No puedo estar sistemáticamente llegando a casa los Miércoles de mal humor y respondiendo con monosílabos (cuando no gestos de pota) al “¿Qué tal ha ido hoy?” El golf EROSIONA la buena vida familiar y nos miserabiliza. Odio además que mi hija me vea cómo lo que soy: un mierdas.

4-El Honor: porqué cabrones, en la claudicación, en la más sonrojante derrota, también hay honor. Terminar Iron Mans o hacer maratones en menos de 3h es de puto crack y os respeto y ADMIRO; yo, however, soy bastante malo en muchas cosas, más aún en el golf. Casi nunca a través de la voluntad se alcanzan los objetivos, y no por intentarlo más vas a conseguirlo cómo dicen los de Adidas. El tesón y el sacrificio normalmente se pagan con un puñetazo en el plexo solar, y no está exenta de honor la maniobra de poner los putos palos de golf a la venta en Wallapop y dedicarse a fines más altos, plausibles, y sobretodo, agradecidos.
Cómo la cría de bujías.


A la mierda.

4 comentarios:

ManCatalonia dijo...

Ras i curt. Certero Fórceps.

Anónimo dijo...

Em sembla una virtud acceptar limitacions, deixar de perdre temps i dedicar-se a coses de profit. Contemples la petanca? Sí sí, ja tens rival

Eummi

skalyvaat dijo...

"No por intentarlo más vas a conseguirlo cómo dicen los de Adidas".

La teva signatura del dia. Molt bé, fotent-li canya a Nike.

JoanCG dijo...

El golf erosiona.
Bé.