jueves, 17 de noviembre de 2016

Special Report - Noviembre 2016 (by Oscarini)

Estimados amigos,
Ni Spielberg podría haber diseñado un mejor guion para el proceso político vivido en EEUU estos días. Sin embargo, creemos que esto no ha hecho nada más que empezar y que nuestra profesión de Gestor de Riesgos nos lleva a dar probabilidades a los diversos escenarios.
  • El más probable, con un 50%, llevará a un desenlace presentado a modo de `Impeachment´ con la consiguiente renuncia del señor Trump en la primavera de 2018;
  • En segundo lugar, con un 49%, el Gil y Gil de Queens llega al fin de su mandato. Su electorado feliz, el resto del mundo, aterrorizado;
  • Con un 1%de probabilidades, el desenlace es cuanto menos, curioso
Previamente, recordar que un Impeachment es un proceso legal que esconde un juicio político en su interior. Sólo cabe su aparición en casos de Apoyo Popular mínimo o fallos políticos clamorosos. Y mucho me temo que el cumplimiento de alguna de las promesas de Trump (evidentemente no todas, ya que cumplir promesas políticas es una tradición tan siglo XX y eso ahora no se lleva) provocará una revuelta popular de aquellos mismos que han facilitado el acceso de Donald a la poltrona.
A modo de resumen, Donald puede ejecutar alguna de sus promesas de los siguientes bloques:

Bloque I (Promesas Clint Eastwood)
1.    Matar a las familias de terroristas allá donde vivan
2.    Reinstaurar la tortura a sospechosos de todo pelaje
3.    Construir un muro muy bonito
4.    Detención indiscriminada de población musulmana
5.    Apertura de Centros de Detención por todo el país
6.    Expulsión de personal civil y militar por negarse a ejecutar ciertas prácticas
7.    Contravenir la Convención de Ginebra
8.    Debilitar la OTAN

Bloque II (Promesas Albania Power)
1.    Iniciar una guerra comercial con China
2.    Erradicar Tratados de Libre Comercio con Occidente y Latam
3.    Hiper-fiscalizar a las empresas americanas que fabriquen en el extranjero

Bloque III (Promesas Porque-yo-lo-valgo)
1.    Volver a flirtear con la mujer de Mike Tyson o cualquiera relacionada con las veleidades erótico festivas del nuevo inquilino del despacho oval.

Evidentemente, Donald puede ejecutar alguno de los puntos anteriores. Vamos por partes:

Las del Bloque I (Promesas Clint Eastwood) provocarán gran controversia política, social y ríos de tweets. Sin embargo, ello no menoscabará su apoyo interno, ergo su popularidad, ya que ninguno de esos 8 puntos afectará al bolsillo de sus millones de votantes,  amansará al populacho y agotaría su mandato sin problemas. En el resto del mundo estaríamos probablemente fatal, pero que le importa a un votante de Wichita o Wisconsin lo que pasa en Nicaragua o en Ucrania?

Las del Bloque II (Promesas autárquicas Albania Power), son de ejecución casi imposible e implicarían un proceso de involución productiva y espiral inflacionista absolutamente perjudicial a corto plazo.  Pero lo fundamental, es que su ejecución  SI afectaría el bolsillo del 90% de los electores de Trump.  Las guerras comerciales se sabe como empiezan y también como acaban: todos más pobres.
El fiel votante de Trump se desplazaría con su flamante Ford pick-up al WalMart más cercano a comprar un pedazo smart TV de 60 pulgadas, Refurbished Sony KDL60R510A 60" 1080p 120Hz Class LED HDTV, al precio de $599 que había consultado en la web en la época pre-Trump y se encontaría con otros precios (mayores) u otras calidades (menores). Y cuidado con el Consumo Privado de las Familias en EEUU. Su propensión marginal al consumo no tiene parangón.
Por ello, si el señor Trump lo hace,  si cumple alguna de las promesas Albania Power, se concatenarían una serie de eventos en cascada que hundirían las encuestas de opinión de las que en Washington son tan aficionados.  Es evidente que no sólo los Demócratas aprovecharían dicha situación. El propio partido, los mismos congresistas y todo el Establishment en general acudiría raudo a la llamada del Impeachment.

Cualquier intento de acometer actividades del Bloque III no sabemos a qué nos llevaría pero todo es posible con un tipo con pelo de color naranja.

En cualquier caso, vuestras inversiones y las de vuestros clientes, siempre seguras entre mis dientes.


3 comentarios:

JoanCG dijo...

Impecable.
Yo creo que entre el segundo y el tercer año pasará alguna de gorda.
Ojo con Eric Trump, el que parece más modosito! Este la armará.

DavidG dijo...

panda de taraos estos gringos...

Anónimo dijo...

A ti sí que te voy a impichaar, perla!

Rai