viernes, 9 de diciembre de 2016

Del Garminismo y el podometrismo

El Garminismo, como el Darwinismo, apuesta por la supervivencia de los mejores, pero entendiendo que los mejores son aquellos que más rápido corren una cursa popular.
Los mallados de aspecto sidoso con sus relojes Garmin y Polar de 400 ñapos, los que en invierno a 8 confortables grados salen con esa pollada en el cuello para no coger frío.
Los que cuelgan sus hazañas en Strava y aprovechan que la mujer está en la ducha para echar unas series.
Ya sabéis de quien hablo. 
Héroes.

A estela de esos surgió un sub-grupo mucho menos desinteresante, formado a raíz de la premisa, nada menor, de que seguir haciendo cero ejercicio pero midiendo los pasos casi casi casi termina siendo ejercicio. La primera vez que vi esas pulseritas o bandas de ‘salud’ o ‘fitness’ fue en EEUU, hará casi 10 años. Los usuarios siempre eran gordos de mierda, y con los años eso proliferó hacia los viejos, luego las mujeres, y finalmente los que tienen cero determinación en hacer nada. Pero, ojo, miden los pasos y algunos incluso el ritmo cardíaco y los pisos que se suben andando.

Porqué amigos, es muy diferente ser un paquidermo que va a la oficina y vuelve a casa, que ser un individuo de posibles con una banda Jawbone, Fitbit, o incluso un Apple Watch que le CONFIRMA QUE HA CAMINADO HOY LA FRIOLERA DE 3,446 pasos. Ojo, que eso son muchos pasos. Si sumas quizá hasta 2 Kms. Dos kilómetros!! Y eso no es moco de pavo eh joder, porqué antes el tío no hacía nada pero ahora se casca dos kilometrazos al día.
Eso es bueno para el corazón, vive Rita Barberá.

Y así, amigos, es el mundo en que vivimos. 
Me descubro, me desnudo, ante el tío que vio que si a un gordo holgazán le ayudas a contar los pasos tomará conciencia de que se ejercita, eso le hará feliz, y comprará tu pulserita. La INVENCIÓN de la necesidad y que luego esta sea ampliamente adoptada es un logro mayúsculo, no fotem.

Así pues, en ausencia de los arrestos para ir a jugar a futbol sala, tenis, o deportes con bola (y por lo tanto NO DE MARICONAZO TROTANDO A 4:34 min/Km), la sociedad civil pre-infartante se dedica a comprar paz espiritual a través de esos cachivaches de mierda.



Chapeau para todos: lo importante es dormir con la conciencia tranquila.

3 comentarios:

JoanCG dijo...

Sabio post, Fórceps.
Hago algo que sé que es bueno hacerlo, lo hago en solitario, lo controlo YO y mido el resultado con numeritos y sin broncas.
Tú lo has dicho: lo importante es dormir con la conciencia tranquila.
Y eso cuesta unos 199 euros, pero vale mucho más.

JoanCG dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
oscarini dijo...

pozí, el mundo da mucho asquito
espero los tanques en la diagonal en breve, un tsunami purificador o algo que nos saque de nuestra vil existencia

estamos amortizados como raza
recomiendo vender