martes, 3 de abril de 2012

CALÇOTAJAS: The True Story

Algunos conocidos extranjeros y/o españoles me hablan maravillas de la gran tradición catalana de las calçotades. Les digo que esto siempre se ha hecho pero que sólo en los últimos 5 o 10 años ha pasado a formar parte del imaginario colectivo gracias al hecho de que los de campo han logrado hacer creer a los imbéciles de Barsalona que la calçotada es una bella costumbre ancestral deliciosa y tal. Está de moda ahora, a cuantas más haces más socialmente activo y churriguay eres, y han pasado a ser –cómo el esquí hace 20 años- una cosa que da caché.

Hay en esencia dos modalidades:
-La verdadera, calando fuego a rastrojos y ramas en el campo e intentando conciliar las órdenes contradictorias de los 8 machos alfa que aseguran tener el culo pelao.
-La falsa, en resturantes, en que te sientes o no, te pongas el babero o no, los guantes o no, estén muy buenos o no, te clavarán €40 por algo que vale menos de €1 o sí.

Hablaremos de la primera que es la que me gusta más. Se hace en la masía del papa de algún amigo o en la barbacoa que alguien tiene en algún sitio. Se caracteriza por varias cosas:
*Una tremenda desviación estándar entre horas de llegada. Los primeros llegan a las 11 de la mañana y los últimos a las 3 casi. Este extremo causa bastante estrés al organizador y a los caninos comensales.

*Ocurren bajo el tremebundo influjo del astro rey, con lo cual con tres medianas solamente la gente empieza a demostrar pobre juicio en sus apreciaciones. El sol taja, sí.

*Como los más impresentables en vez de llevar una ensaladita o unos berberechos llevan Matutanos, la gente entra en una vorágine de Cheetos y cervezas que deja el estómago lelo antes del ágape oficial.

*Entre la cantidad de gente, el solaco, las birras y la gotagótica llegada de comensales, la gente traza mal y a la hora de hacer los calçots ya nadie se acuerda del tema ni le apetece asarse la patilla en la fogata.

*Emergen así de entre los machos curiosos y flojos de remos ya a esa hora, las figuras del pirómano que se muere de hambre y quiere atajar por ahí, y la del que se la coge con papel de fumar –el que sólo encontrará la brasita a su gusto a las 8 de la tarde.

*Si el panorama no fuera ya de una extrema dureza, procede añadir no menos de 400 niños en edad de hostia con la mano abierta correteando, chillando, y puteando sin respiro.

*Cuando se logra sacar la masa calçòtica del asador y la chicha si la hubiere, emerge el yo animal en la gente y resulta inviable no ya sólo agarrar comida sino simplemente hacerse con un plato de plástico.

*Generalmente y a lo largo de los años he podido trazar una relación lineal inversa entre colaboración del indivíduo a la operativa y agresividad a la hora de rapiñar víveres. Esta linearidad se manifiesta nuevamente con la cantidad engullida.

*Las conversaciones son erráticas e inconclusas -por los motivos manifestados en ese gran post que hice hace un tiempo- más la suma de los elementos arriba mencionados.

*Siempre termina apareciendo ‘una pelotaaaaa, hostiaaaaaaaa’, probablemente hurtada a los cabrones de los niños. Ahí con el sol de injustícia, los copazos excesivos, el sobrepeso y la ausencia total de ejerecicio en los ultimos 14 años, varios comensales hacen el marsupial para disfrute de todos MENOS de la esposa (“Juanjo, joder, que no te vea el niño al menos, por Dios, qué penita que das”).

*Conforme se va descontrolando el tema y los más impresentables hacen la siesta, a las mujeres se les van hinchando los labios mayores de tener que aguantar a los borrachuzos y de cambiar pañales, sacar mocos y poner tiritas a los mierdas de los niños, con lo que…

*…a pesar de la gran iniciativa de irnos todos los tíos al bar a mirar el Barça ‘y lo que salga’, las santísimas nos agarran por el pescuezo y nos embuten en el coche dónde con 40 tacos y una alcoholemia severa nos inyectamos en la AP7 dirección sur cuando ya anochece preguntándonos cómo saldremos de esta.

18 comentarios:

Uri Bruguera-Burriac dijo...

Post necessari.

No m´agraden massa les calçotades verdaderas,acabo fins els collons de totes les incomoditats que es van generan durant el procés.

Prefereixo que m´estafin 40euros i no patir incomoditats.

jopasso dijo...

Grandíssim
Vd. tiene un don para retratar el mongolismo de la chusma.

En mi lejana juventud, viví de estas.

Alfi dijo...

todo cierto. Y a mi me encantan, ojo. Acabo hastalculo de cebellots i chicha. Y los postres de despues, esos braços de gitano, nata, crema, trufa.... los copazos.... haria una cada sabado, vive Cristo Rey.

hoy a patir,oju

polifonic dijo...

La gran suerte que tenemos y un punto a favor de las calçotades, es que la temporada de calçots es corta.

Ahora y a partir de la pasqua florida, comineza la temporada del xai. Y esta dura todo el año y es más dura aún, si cabe.

A montar costellades que el mundo se acaba. La mecánica es exactamente igual a la descrita en el post, con el añadido de que las costillas suelen comerse frías por la poca pericia de los cocineros voluntarios y el vino caliente, porque hay un entendido que dice que debe beberse así.

Buena "mona", de Pasqua, claro.

Edu dijo...

si señor!!! en estos actos tb es un arte el escaqueo a la hora de asar, como a la hora de recoger...
hay que hacer algo suficientemente mal para que alguien te diga, aparta inútil...y voilà...a tocarte el bálano
lo peor de no ir al restaurante es el olor ajjjj, que puta mierda
yo tb prefiero ir al restaurante, para complacer a mi señora más que nada

General Fórceps dijo...

Somos víctimas de los tiempos en que vivimos (comentario unisex).

oscarini dijo...

gran post señoras, gran post, pero con una errata al final

Vuelves a casa AP7 pa´rriba, o es que vas a Perpignan a calçotear, rapaz?

PENELOPE dijo...

A mi las calçotadas como a Uri,paso del frio, la espera etc etc

Mi amigo de tarragona, por cierto, los hacia en somieres ( somiers?) éramos tantos que no había parrilla suficiente.

PENELOPE dijo...

he pensado lo mismo que Oscarini jajaja

General Fórceps dijo...

WTF?
"nos inyectamos en la AP7 dirección sur cuando ya anochece preguntándonos cómo saldremos de esta"

Digamos que la calçotada es en la costa brava. ¿No tiene sentido?

General Fórceps dijo...

Ah, ya os sigo, es que sois tan ineptos que asociáis calçotada a la zona de tarragona, valls y tal.

ya veo.

Raimon dijo...

Gran post. La cosa social és el que té. Una gran merda.

PENELOPE dijo...

uy yo no vengo aqui a que me insulten, ves a cagar

General Fórceps dijo...

zorrita

Ant. dijo...

Gran post.
La cosa es tal y como cuentas, pero las calçotades se hacen en el sur. Hacerlas en la Costa Brava es como ir a ver bailar danzas africanas a los Alpes. Hay algo que no termina de cuadrar.

DavidG dijo...

a mi me toca una d estas en breve además con los mismos amigos con los que difruté la primera de mis calçotadas en estas tierras de la corona de aragón...

me encanta como las mujeres comen los calçots con salsa y luego rechazan otras salsas if you know what I mean

Socratiks dijo...

Estaba leyendo los posts cuando llegué al últinmo. Cierto. Uno de los momentos sublimes de la calçotada es ver la manera de sorber los calçots a las hembras y sobre todo la forma de pelarlos. He elborado toda una teoria sexual sobre ello. Un dia os la contaré. Es sencilla.

Semen-up dijo...

Yo hasta ahora no me ha dado cuenta el juego de palabras del titular. Em faig vell.
Em quedo amb els dos conceptes més importants per mi d'entre tots els que s'han exposat:
Las MacroTAJAS de les calçoTAJAS, per part dels mascles. I tant que si!!
La visió de las "tragasables", és a dir de totes les fèminas, quan fan la "xarrupailla" als vegetals, amb la llengua a fora i la boca oberta... buff!!!!