miércoles, 1 de febrero de 2012

Análisis Psico-social: Cenas en grupo


Tras tantos años de cenas y comidas (wtf?) me he visto compelido a analizar el comportamiento de los grupos dependiendo del número de personas y sus sexos. A efectos de TODO excluyo la infecta lacra de los niños. Asimismo, no entro a valorar –hoy- el papel del coñetas, el del pesadito, el del taladro o el del sabelotodo; es un análisis meramente algebraico-decibélico.
Vamos a ello, violines:

CENAS DE PAREJAS:
DOS PAREJAS: Normalmente se empieza haciendo conversación general si bien conforme avanza el tiempo los tíos tienden a aparearse conversacionalmente y las mujeres también. Periódicamente se regresa a la conversación general para recaer en la separación por sexos.

TRES PAREJAS: Por defecto se segrega la conversación por sexos, y como además la configuración de los asientos ha sido deficiente (o por parejas), las conversaciones se cruzan creando un guirigay molesto. No hay santa manera de conducir una conversación de grupo. Aún así, hay intentonas, algunas de estas coronadas con el éxito (si se habla de los males de otros esencialmente) durante un plazo nunca superior a los 30 segundos.

CUATRO O MÁS PAREJAS: Como que queda feísimo que los tíos nos sentemos directamente juntos en un extremo de la mesa, nos vemos obligados a mezclarnos entre las tías con la resultante de dos o tres conversaciones simultáneas que defaultean en un Cristo acojonante dónde la única manera de entender algo es hablando a cau de oreja con el de al lado. Con la excusa de que algún niño se ha cagado la gente se empieza a levantar y antes de que te des cuenta todos los tíos estamos en un extremo de la mesa evitando miradas asesinas de nuestras santas, en el otro extremo de la mesa todas y con varios churumbeles en el regazo. Nos hacemos los locos y nos descojonamos mientras pedimos un Marie Brizard cargado. Habrá follón en el coche de regreso a casa.

CENAS DE TIOS SOLOS:

UNA PAREJA: Nunca he cenado con un tío a solas. Que yo recuerde.

Estos dos mansos de avanzada edad, parecen abocados a una cabalgada en el Majestic. Uno de los numerosos peligros de ir a cenar con un (1) tio.

TRES TIOS: Conversación general óptima, amena, fluida y con su justa medida de coña y business (dónde business es hablar de la mujer, la vida en general, el trabajo y tal).

CUATRO TÍOS: Riesgo frecuente de recaer en las dos conversaciones paralelas (dónde la que te interesa suele ser la de los otros dos) pero bajo un buen liderazgo se puede mantener conversación general cerca de un 60% del tiempo. La coñeta empieza a interferir notoriamente en el business.

CINCO TÍOS O MÁS: Plausible dificultad para mantener una única conversación. Tono de voz elevado, fragmentación de temas, el coñetas que no calla, no hay manera de sacar el agua clara de nada y hay tendencia a hablar todos a la vez sin pausa. Este escenario con el que me encuentro no de manera infrecuente me estresa un huevo y terminado el segundo plato me refugio en la bebida para intentar –infructuosamente- relajarme.

Cada cual se encontrará cómodo a su manera; yo prefiero cenar con otra pareja o cenar un máximo de 4 tíos. Cifras superiores me tensan, me decibelian hasta el desquiciamiento, y generalmente me agotan más que reconfortan. Además a más gente en la mesa menos claridad, sentido i cap-i-peus tiene todo lo que crees haber discutido. Y me tajo más.

19 comentarios:

AxL dijo...

Buen post cuantitativo. En lo cualitativo mi experiencia me dice que en un grupo de amigos siempre hay jerarquías y roles, tipologías:

-El tío serio y cabal, que prefiere chistes rebuscados que nadie ríe y habla de política y business. Odia al coñetas.
-El coñetas, experto en caca culo pedo pis y tetas. Habla muy alto.
-El guaperas chulillo, fuera o dentro de circulación pero que se gana la admiración del coñetas. Suele ser tontito pero con cierta personalidad heredada de sus épocas de Don Juan. Ríe las gracias del coñetas, lo que envalentona a este último para hablar más y más alto.
-El raruno, que tiene ideas políticas algo diferentes pero aceptable porque no es tonto y aporta un punto de vista diferente.
-El imbécil inadaptado. Nadie le soporta, excepto el raruno, que lo llama y nadie se atreve a decirle que no lo haga. Un coñazo de tío.

Ni que decir que lo ideal es quedar sólo con especímenes del primer tipo.

14 dijo...

El manso sentado a la izquierda, al que las nieves del tiempo platearon su sien, ¿es el coronel Hannibal Smith?
Porque su mítica frase "me encanta que los planes salgan bien" cobraría un significado inesperado.

Rafadalton dijo...

Yo muy de vez en cuando voy a cenar+kubatear con un amigo de la infancia y es lo más. La de pasta en psicólogo que se ahorra uno en una cena así. Tête à tête y sin pelos en la lengua a medida que avanza la ginebra. Y ya no por lo que dice el otro, sino que tú dices cosas que te acaban sorprendiendo a ti mismo y llegas a cotas de autoconocimiento que normalmente ninguneas. Ya sabemos que hoy en día a la que estamos solos nos enchufamos a una pantalla.

Pruébalo. Sólo con real friends. Oh, wait!

Ant. dijo...

Las cenas de pareja suelen ser muy aburridas cuando éstas son más de 2. Procuro evitarlas a menos que el resto sea familia.

A mí las que siempre me gustaron fueron las de tíos y tías que no eran parejas entre ellos ni tenían pareja. AKA, cena de singles.

Ejemplo: Restaurante Julivert Meu. 7 ú 8 tíos con más o menos igual número de tías. Todos rozando la treintena. Primera fase formal, hasta que empiezan a correr las cervezas antes de servir los platos. Con la llegada del vino la cena deriva en jolgorio, cachondeo y frases incendiarias cuando no directamente guarras.
Fin de fiesta conjunto en garito de la zona y quien más quien menos acaba levantándose al dia siguiente acompañado.

Tiempos pasados que ya no volverán.
Pero esas son, sin duda, las mejores cenas.

Me ha gustado lo de la cabalgada en el Majestic. Hacía tiempo que no soltaba semejante carcajada.

lesthat dijo...

General. Mi sangre hierve frente a su sutil forma de escribir y la finura de sus analisis psicosociales... Pero todo eso
usted ya lo sabe. Sin embargo hay que decir me gusta esa foto. Esas manos que se tocan, esas flores cerca del Silverback, ese fragil y etereo juego para servir el polleo menta de las 17h22... Muy fino, delicado y pulit...

Rafadalton dijo...

Leo ahora el pie de foto del Majestic y lo que he puesto yo de los pelos en la lengua. OMG!

alex dijo...

Totalmente de acuerdo. Las cenas con más de 4 personas no son cenas, son aquelarres de subnormales. Con la edad, te aposentas, y no necesitas a los gilipollas.

Anónimo dijo...

Te faltan matices que condicionan mucho el resultado final de la cena.

-Cena de 4 amigas de las cuales 2 van con pareja.
-Cena de varias parejas donde el nexo de unión son ellas.
-Cena de varias parejas donde el nexo de unión son ellos.
-Cena de varias parejas algunas de las cuales no se conocen previamente ("ah también vendrán a cenas jaimito y piluca, ya veréis que enrollados son").
-Cena de ex-yoyeros con copas en el Bar Nat.
-Bravas humeantes con el Gran Mestre de la Logia Tribunera Nuñista.



Posi.

General Fórceps dijo...

ya, pero eso da para varios posts que no tengo energías para hacer.

¿tu?
si sí, ya sabes donde mandarlo(s).

Lenny dijo...

Normalmente en las cenas - q sistematicamente evito con todos los recursos disponibles - suelo quedarme aparentemente escuchando hasta que la segunda copa de vino hace su efecto y esdevinc un dicharachero. Me troncho con mis propias ocurrencias y los demás se esfuerzan en no dejarme mal. Al dia siguiente me van viniendo sobresaltos como quien tiene hipo al recordar algunas de las cosas que dije. I a la siguiente San Tornem-hi.

En definitiva, los nipones, que van eones de años adelantados, ya nos marcaron el camino hace años: Cápsulas individuales, fóbias sociales y suicidios a mansalva.

Lenny dijo...

...Maricas...

jopasso dijo...

Hace dias, en la mesa de al lado, (parte del jardín del restaurante), 2 parejas, una ruso/rusa, y la otra apañol/apañola, haciendo business gordo.

Pues juro por mis muertos, que cada 7-10 minutos, los 2 tíos, se levantaban, piraban, y al cabo de 10 minutos volvían. Con el plato en la mesa.
Sé que no iban ni a fumar, ni a clencharse.
Y mientras la rusa y la apañola mirando al techo.

Un gran WTF

Edu dijo...

aunque sea de mala eduacion, si hay muchas parejas, hombres con hombres, mujeres con mujeres
las mujeres que se abran y los hombres que se corran
asi de facil, no hay que mezclar churros con merinas
totalmente de acuerdo con Ant, esas eran las cenas guapas, que booooonito en los toreros, ay....

Raimon dijo...

Bona anàlisi sociològica. Cal diferenciar sopars en restaurant - mai més de 2 parelles o quatre porcs - de sopars en un domicili, on es pot arribar a 6 o 8 sense grans problemes.

L'alcohol ajuda, si bé l'efecte desinhibidor a mi em dura uns 3/4 d'hora per donar pas a una desagradable somnolència.

No obstant, quan regna el caos, cal saber adaptar-s'hi. Conyeta i enginy per anar transitant, i ulls i orelles ben atents per veure què es cou a la conversa del costat i ficar-hi cullerada a la mínima sense ofendre al nostre actual interlocutor.

Els moments de silenci són més xungos. A mi me la pelen, és més, em resulta agradable descansar, però sempre penses que l'altre deu estar patint i convé saber tirar un cable al grup i trobar un nou tema que com bé dius durarà 30 segons i degenerarà en múltiples converses més o menys relacionades.

En aquests sentit, les ties ho tenen més fàcil per resoldre els silencis. Són expertes en la conversa intrascendent i el pitjor és que els interessa. 'Són molt guapes aquestes botes', evidentment li semblen una horterada, però d'allà neix un tema apassionant segur.

En la meva humil experiència, el que més encandila els grans grups és la crítica despiatada a algú que no hi és. Tots participen i se senten units en un objectiu comú.

General Fórceps dijo...

totalment d'acord.
gràcies a tots; proper entrenament dissabte 10:00 siutat aspurtiba.

eldeu dijo...

sí, ahora voy para all,a, para el entreno. a las 10. lo has clavado.

yo tengo una de cenas de la que no habéis hablado. las cenas de equipo. cenas que teóricamente son para reforzar el buen rollo en el vestuario y hacer piña pero en las que nadie puede estar.

y anda todo el equipo esperando a que se levante el priemero para largarse. el primero en levantarse para irse siempre es el mismo, en cada cena

suelo ser yo

Quimet dijo...

Yo lo que me he encontrado ultimamente es la de acompañar a la chica con la que salgo desde hace cuatro dias a una cena con su grupete. No conozco a nadie. Hay parejas, singles, divorciados, gays y los que te miran mal por salir con su amiga, que ellos desean y que nunca conseguirán por imbéciles, feos o por simple timidez.
Me emprenya en sobremanera cuando mi pareja y a modo de querer que se me tenga en cuenta o que soy alguien importante suelta en voz alta..."el Tal (yo) té un blog o el Tal es music.
Y lo peor es tener que explicar todo eso a varias personas y explicarte entre balbuceos nerviosos total para nada.

JoanCG dijo...

A mi modo de ver, la cosa es siempre cualitativa más que cuantitativa o de géneros. La mayoría de las veces son puro trámite y llegas a cogerle el tranquillo y lo solucionas con un "saber estar", que básicamente es no llamarle hij@puta a alguien de la mesa.
Yo he disfrutado mucho de comidas y cenas con todo tipo de grupos, y cuando no, me he concentrado en el pil-pil y a sonreir sumido en mis pensamientos.
Mi experiencia más aleccionadora la tuve hace ya muchos años en el Casino de Ecija, comiendo a solas con un Mayorista Farmaceútico cordobés, un tio muy bajito, ya muy mayor, arrugado, cetrino y serio como un tio de Frankfurt, con el que durante la primera parte de la comida hablamos largo y tendido del negosi, el mercado, el estrechamiento de márgenes, el modelo de distribución europea que acechaba y tal, hasta que aprovechando un breve paréntesis, el tio me dijo: "sabe uzté, Chuan, a mi lo que me gusta de verdá son la mujere".
Y hasta que salimos estuvimos hablando del mercado del puterío, lo guarras que eran todas las mujeres y la de cosas que podían hacerse en Barcelona en el próximo salón de la Alimentaria.
Cada uno es cada uno y hay que navegar según el viento.

Onlyamd dijo...

Quin fart de riure!!!

Sou molt grans tots, perdoneu però alguhohaviadedir... xDDD