lunes, 22 de abril de 2013

I could have been a golfer... (I)


Hay lugares en el mundo que son las respectivas Mecas.
Wimbledon para el tenis, el Nou Camp o Maracaná para el fútbol, y (junto con Augusta quizá) St. Andrews Old Course para el golf.
Todos los slots del año (alocados cada 5 minutos desde la salida del sol hasta la puesta cada día menos Domingos) se otorgan a partir del 5 de Septiembre hasta que se terminen. En dos semanas no quedan, y si se demuestra una plausible ocasión especial, hay más chance de que te den el slot que pides en primera opción.
En el 40 aniversario de un buen amigo pidió slot para esa fecha, desentendiéndose de cafradas como la de Ibiza el año pasado.
Se lo dieron.

Hay además en el Old Course que acreditar un hándicap de 24, que para los no-interesados, es algo como jugar bastante bien; no top pero no descamisado. El HCP te lo da la respectiva Federación de tu país y yo, amén de no estar ni federado (ni tener país), no hubiera podido ni en mis mejores sueños acreditar menos de 30 reales (menos es mejor)  -probablemente tenía unos 50 en aquel momento . La genética española salió a relucir y falsifiqué una carta de un profesor ficticio de un club real sellada por la PGA (la UEFA Americana) certificando mi HCP de 21.3, papel con el que me personé en la Federación Española de Tuset junto con una explicación plausible.
Me otorgaron el HCP deseado.

Sabedor de que con mi nivel de golf sería carne de Marshalls, warnings y expulsión en St. Andrews, me apresuré a ir con un instructor por primera vez en mi vida; siempre me ha parecido cobarde y tramposo hacer clases de nada. Hice algunas lecciones, muchas horas de campo de prácticas, y jugué todo lo que pude –dando siempre asco y poniendo a prueba el temperamento de algún instructor. Diríamos que para un tío que sólo juega a pitch & putt (hoyos muy cortos comparados con el golf), zurdo que juega a diestras, y con muchos vicios adquiridos a raíz de aprender de amigos a la sazón peores que él, el caso estaba perdido.
Así fue.

Además 10 días antes de volar, y en el hoyo 13 de St. Joan, me petaron los ligamentos de la muñeca, con dolor severo en codo y hombro también.
Médico 1: hay que inmovilizar y hacer radiografías. A bote pronto dos meses de reposo absoluto.
Médico 2: hay que inmovilizar y hacer radiografías. A bote pronto dos meses de reposo absoluto.
Médico 3: quítate la inmovilización que impide una fluida circulación y hazte radiografías. A bote pronto dos meses de reposo absoluto.
Fui a un fisio que es una eminencia dónde me dieron unas sesiones de TEKARTERAPIA (tecnología nueva y buena, dicen), hice contrastes de agua helada (con cubitos) e hirviendo cada noche (hasta que me cansé; gracias @eldeu), y me calcé anti-inflamatorios, protectores de estómago, y cremas de todo tipo durante dos semanas.
Desanimadísimo, cabizbajo, dañado y hundido me subí al avión que a la postre nos dejaría a mí, a mis putos, palos, y a 17 personas más en Edimburgo, Escocia.

[CONTINUARÁ…]

9 comentarios:

Anónimo dijo...

anem a lo interessant.
has millorat molt amb les classes?
Posi.

Anónimo dijo...

Vaya, por fin concuerdo con usted, también soy zurdo.

Golf sucks.


Firmante por Dios.

General Fórceps dijo...

No, gens. No ens hem sabut entendre. Però un parell d'amics amateurs HCP 6 i 12 m'han ajudat molt.

Crec q ara milloraré.

Anónimo dijo...

Stop fairytales. Tens un handicap de 21.3 acreditadíssim.

T'envejo malgrat el vent huracanat que tal.

Penja fotos demà.

Rai

AxL dijo...

Commovedor. De moment és tota una història de superació personal contra les adversitats. Porta el guió a Hollywood i en faran un èxit com "My left food" o "Billy Elliott (Quiero bailar)".

Jordi Soler dijo...

Ah, ¿así que este es el motivo de tu dilatada ausencia en internet? Bien, celebro que sigas vivo y dando palo al agua, que es lo que hacen los golferos lisiados.

Seguiré atentamente el devenir de tu periplo.

Edu dijo...

vaya un pichabarava estás hecho falsificando jándicas
tengo familiares y amigos pros, por si necesitas favores sexuales y material más barato

un beso tiger

General Fórceps dijo...

Ya tenía un contacto en paralelo para asegurar pero no hizo falta tirar de ahí, gracias.

Mentir sin perjudicar a nadie no es malo. Si hubiera podido llegar no hubiera falsificado.

Anónimo dijo...

Mi santo padre llegó a tener 2,8 de HCP, después de una lesión en la muñeca hace dos años no ha vuelto a ser le mismo. Yo jugué de los 8 a los 15, cuando empezé a tajarme cada fin de semana mandaba a la mierda al que viniera a despertarme para patear 5 km y jugar con abueletes... pero ahora... al igual le vuelvo a pillar el gusto, nunca bajé de 22, veurem què passa!

Guillem